http://indigo-video.s3.amazonaws.com/piensa/piensa-20130524-mty-02.mp4

Este mes abrió sus puertas el tan esperado Museo de Abba en Estocolmo, Suecia. Y contiguo al edificio que alberga el vestuario de lentejuelas y satín que perteneció al grupo setentero, se encuentra el Salón de la Fama de la Música Sueca. 

En un par de décadas, podrían residir ahí las creaciones de la banda Shout Out Louds. “Optica”, su cuarto disco de estudio, lanzado este año, es una de las razones por las que el grupo seguramente será albergado en ese Salón de la Fama. 

Al igual que los padres de la música pop sueca, la banda encabezada por Adam Olenius se especializa en convertir situaciones de la vida diaria que podrían ser intrascendentes en canciones con melodías fácilmente recordables. 

La agradable “Walking in your footsteps”, con sus explosiones de código Morse y su promesa de convertir “the dust into diamond”, es un ejemplo de esta habilidad que parece venir integrada a la genética escandinava.

Ningún elemento parece estar fuera de lugar en “Optica”. En “Illusions”, los juegos vocales de Olenius con la multiinstrumentista Bebban Stenborg mantienen a flote una canción bañada en sintetizadores ochenteros. Un sencillo que contrasta con la distante elegancia de “Blue ice”, la orquestal primera canción del álbum que la banda lanzó a finales del año pasado. 

“Blue ice” es el tema más memorable de esa producción. 

Shout Out Louds debutará este 30 de mayo en México con el show que presentará en el Plaza Condesa, en el Distrito Federal. La excusa perfecta para admirar en vivo el pop sueco construido con ojo clínico. 

— Álbum recomendado: “Optica”
Shout Out Louds (Merge; 2013)
120 pesos en iTunes