Guillermo del Toro, cineasta mexicano criado bajo un sólido catolicismo, comentó hace poco que una de las películas de terror que más le habían asombrado recientemente fue Saint Maud (Rose Glass, 2019) por la fuerte voz de la directora que emerge en una carrera incipiente.

A través de su cuenta de Twitter, y como suele acostumbrar el jaliscience, Del Toro explicó que Saint Maud le pareció fascinante por su naturaleza hagiográfica. La hagiografía es la vida de un santo retratada de una manera narrativa, literaria o visual.

Curiosamente, Guillermo dejó en claro que fue educado como católico por lo que la cinta de terror tocó un nervio profundo y muy específico en él.

El filme de la directora Rose Glass se llevó el premio del Cine Independiente Británico en su debut y ya es comparada con otras obras como The Witch de Robert Eggers.

¿DE QUÉ VA?:

Maud es una joven enfermera que, tras un oscuro trauma, se vuelve devota de la fe cristiana. Cuando empieza a trabajar cuidando a Amanda, una bailarina jubilada enferma de cáncer, la fe de Maud le inspira la obsesiva convicción de que debe salvar el alma de su paciente de la condena eterna… sea cual sea el coste.

LO BUENO: TERROR PSICOLÓGICO Y SIMBOLISMOS

Si echamos un vistazo a las críticas de The Witch encontraremos un consenso en la apreciación de su propuesta psicológica y simbólica. La cinta de Eggers atrajo el interés por el terror a partir de un fascinante relato sobre brujería que gira en torno a una familia que vive al borde de un bosque en la Nueva Inglaterra del siglo XVII.

En Saint Maud esa fórmula también está presente pero con un enfoque totalmente contrario. Allá Satanás emergía como macho cabrío y aquí Dios habla desde un altar a una de sus devotas para una misión homicida y suicida.

La película de Rose Glass es una de las mejores propuestas de terror psicológico moderno debido a la fuerte carga de simbolismos que conlleva. Todos ellos hilados en una historia en sí misma metafórica y, sobretodo, casi blasfema.

El juego de Saint Maud, articulada en torno a la conversación con Dios de la enfermera, es precisamente ese, introducir al espectador en el punto de vista de Maud a través de su voz en off y una meticulosa observación de sus comportamientos y pensamientos que provoca tanto rechazo como, también, comprensión sobre su proceso interno.

La puesta en escena de Rose Glass está repleta de grandes y opresivos primeros planos y puntos de vista cenitales que aproximan la perspectiva divina a la de una cámara de vigilancia, al fin y al cabo un recurso típico del cine de terror “found footage” y e incluso también aquel antiguo y seminal Resident Evil para PC.

También ayuda un fascinante y sórdido diseño de sonido que introduce al espectador en la atmósfera turbia del film.

Incluso, la atmósfera es excelente, como también la interpretación de la protagonista Morfydd Clark. Eso, junto a la brevedad y el talento visual de Glass, que tampoco trata de reinventar nada, decantan la balanza hacia el “ok”.

Respecto a sus influencias, Rose Glass explicó que todas parten desde sus cortometrajes hasta directores como Martin Scorsese, que no necesariamente pertenece al género del terror.

“Para mí el catolicismo no tendría que ser algo necesariamente terrorífico. Hay muchas historias con imaginarios parecidos que tienen en común el hecho de venir de una tradición cristiana, como por ejemplo ‘La semilla del diablo’ de Roman Polanski, de cuya obra soy muy fan. Me alucina también ‘El quimérico inquilino’, y considero que es un realizador que me ha influenciado mucho. Pero tengo muchas más películas a mis espaldas: ‘El resplandor’, ‘Taxi Driver’ o ‘Los demonios’ de Ken Russell, que no es una película de terror pero lo parece. Y es un buen ejemplo de lo terrorífica que puede ser la religión, pues asusta diferenciándose de lo que entendemos como un terror clásico con sustos. Me gustan las películas en las que convergen varios géneros”, explicó.

Además, afirmó que intenta crear historias que se ajusten a una esencia común, lo que para ella es necesario para todo director. 
“Dar forma propia a toda tu filmografía es importante”, señaló.

“Mis películas favoritas son ‘La semilla del diablo’, ‘Los demonios’ (si la consideramos una peli de terror) y… ‘Videodrome’. Evidentemente, Russell, Cronenberg y Polanski, son mis directores favoritos, aunque ninguno de ellos esté realmente conectado al 100% con el terror en toda su filmografía, pero creo que tienen unos puntos de vista muy interesantes. Siguiendo esa tónica de ejemplos, podría incluir también a Lars von Trier”, declaró.

LO MALO: IMPACIENCIA

Quizás lo reprochable para la cinta es su esencia lenta y pausada para desglosar los elementos terroríficos. Sin embargo, esto podría ser criticado por los espectadores impacientes quienes demandan propuestas más baratas y de susto fácil.

*Recomendación: 5 estrellas de 5. Una película de terror hecha y derecha

*Plataforma: Apple Tv, Amazon y Cinépolis Klic

También lee: La película de terror de Anya Taylor-Joy después de ver ‘Gambito de dama’ y ’The Witch’