El público comenzó a fijarse en Anya Taylor-Joy gracias a la serie Gambito de dama producida por Netflix y creada por Scott Frank y Allan Scott. Según The New York Times, el impacto de la producción fue tal que las ventas de tableros de ajedrez comenzaron a dispararse y las búsqueda en Google sobre “cómo se juega al ajedrez” y el nombre de la artista fueron una constante durante días.

Pese a haber protagonizado The Witch en 2015 y Split un año después, Taylor-Joy comenta que el proyecto más desafiante para su carrera fue The Queen’s Gambit por llegar a un terreno desconocido como el ajedrez.

Sin embargo, la actriz de ascendencia argentina también confiesa que uno de sus proyectos más difíciles cuando su carrera comenzaba fue la película de terror El secreto de Marrowbone, ópera prima del cineasta español Sergio Sánchez.

¿DE QUÉ TRATA?:

En 1969, una madre y sus cuatro hijos se esconden en Marrowbone, una casa abandonada en medio del campo de Estados Unidos, con la esperanza de iniciar una nueva vida. Cuando su madre muere repentinamente, los 4 hermanos guardarán el secreto para que no los separen, pero una presencia oscura y fantasmal les acecha, amenazando con desvelar sus secretos.

TERROR Y FANTASÍA

Es claro, El secreto de Marrowbone no es una película completamente de terror. La cinta dirigida por Sergio Sánchez plantea una situación con elementos de terror pero, en su mayoría, se trata de un relato fantástico y con tintes góticos.

Lo anterior porque en no pocas ocasiones la cinta se desarrolla con situaciones sumamente inverosímiles. Lejos de ser agujeros de guion, la obra se basa en situaciones irreales que corresponden más a los típicos de un cuento clásico.

Todavía más porque Sergio Sánchez trabajó previamente como guionista de El Orfanato. En aquella película española, el cineasta escribía una historia no común pero a modo de un relato fantástico y terrorífico.

En El secreto de Marrowbone, incluso, esto se incrementa porque los personajes propuestos por Sergio Sánchez son oscuros y profundos. Esto se revelará, aún más, en el final de la cinta.

El personaje de Anya Taylor-Joy, de hecho, se presenta a modo fantasioso a sus protagonistas. Como si estuviéramos siendo testigos de la narración de cuento de fantasía que nos traslada a bosques encantados e historias oscuras.

Por esta razón la película de terror también es mágica, pues cada una de las locaciones está estructurada prolijamente a base de colores fríos y con objetos que recuerdan más a escenarios clásicos que a los años 60, cuando está ambientada la cinta.

EL AMOR DE UN RELATO

En el papel, la película es terrorífica. Cuatro hermanos que huyen de un padre asesino de repente se topan con la presencia siniestra en su nuevo hogar. Pero visualmente, la propuesta es, paradójicamente, centrada en una relación amorosa.

Allie, el personaje de Anya Taylor-Joy, es el que establece la naturaleza amorosa de la película. Su relación con el protagonista es la que imprime el sentido gótico a la cinta, mismo que termina por confirmarse al final de la misma.

Por último, el final de El secreto de Marrowbone es una buena oportunidad para disfrutar la capacidad actoral de Anya Taylor-Joy.

*Recomendación: 4 estrellas de 5. Una película de terror gótico.

*Plataforma: Apple TV

*Esta es mi opinión, pero leo la tuya en la caja de comentarios.

Te puede interesar: La película de Marvel que jamás debió estrenarse: Los nuevos mutantes