Será la única compañía mexicana en presentarse este año en el festival. Sin embargo, no cuenta con ningún apoyo gubernamental para la realización de este viaje y va con apoyos de la iniciativa privada. Foto: Especial

“Riñón de cerdo para el desconsuelo”: Una comedia negra que conquistará Corea

Esta es la única obra teatral mexicana en el World Duo-Drama Fest, aborda temas universales a pesar de la barrera del lenguaje. La comedia negra refleja la frustración y el deseo de destacar en un contexto postguerra

La bondad del teatro radica en su capacidad de abordar temas universales, lo que permite que los sentimientos como el amor, el odio o la tristeza sean comprendidos en cualquier parte del mundo, sin importar las barreras del lenguaje.

Esto será clave para Riñón de cerdo para el desconsuelo, del director Alejandro Ricaño, la única pieza teatral mexicana que se presentará en el World Duo-Drama Fest en Corea.  Aunque la obra contará con subtítulos en coreano, esta circunstancia genera nerviosismo en la producción.

“No hay actor que deje de sentir nervios antes de una función. Nos sentimos contentos que nos hayan invitado para llevar esta obra a Corea, felices y satisfechos con el trabajo, pero el nervio sigue intacto, sobre todo por la barrera del lenguaje, algo que tenemos que sobrepasar con nuestra interpretación y corporalidad. Tratar de que nos puedan entender a través de las emociones”, cuenta la asistente de dirección, Bárbara Flores.

La función se presentará el sábado 25 de noviembre del 2023 en Corea, en el Misong Art Hall, teatro de mediano formato en la ciudad de Seúl. Los protagonistas serán Edwina González y Enrique Marín.

El camino para esta temporada

La obra se estrenó en 2021 bajo la producción de la compañía de teatro independiente Black Hat. Esta primera versión fue seleccionada por el Festival World Duo-Drama Fest en Seúl, Corea, lo que les permitió recibir una invitación para presentarse en el país en noviembre de 2023.

Después del festival en Corea, la compañía Black Hat regresa a México para tener temporada en el Centro Cultural Casa Lagunas, en el estado de Tabasco, así como otra temporada en la CDMX, ambas en el 2024

“Los coreanos no nos pidieron ningún tipo de adaptación, el festival fue muy bondadoso en respetar todas las propuestas en sus idiomas. Tratamos de cuidar la neutralidad con el idioma español, es decir, desde el guión existe una neutralidad en el lenguaje, no mexicanizado ni con las palabras que nos identifican, para que la traducción sea lo más fiel a lo que van a leer los coreanos”, especifica.

Una pieza sobre la frustración

Riñón de cerdo para el desconsuelo transporta al público a la Francia de los años 30, donde Gustave, un escritor eclipsado por los grandes literatos de su época, y Marie, su fiel musa, emprenden una aventura de obsesión y fantasía para dar vida a una de las obras más influyentes del teatro absurdo.

Según Bárbara, la obra es una comedia negra que refleja el deseo paradójico de los personajes por un futuro incierto y la frustración que experimentan al no lograr lo que desean.

“Estamos hablando de un país después de la guerra, en donde muchos querían ser artistas, escritores y poetas, pero había mucha competencia, entre ver quién es más fuerte o el más destacado.  Y Gustave busca ser esa persona destacada, pero siempre a la sombra de otras personas.

“Ahí llega su contraparte, Marie, ‘la musa de los artistas’, pero que resulta ser la verdadera artista detrás de todas las ideas creativas. Así que, en ambas partes, hay mucho amor, desamor, tristeza y frustraciones, cosas que todos vivimos”, narra Flores.

Llegan sin apoyo gubernamental

Aunque la pieza contó con el apoyo del World Duo-Drama Fest en cuanto a hospedaje y alimentación, la única cosa que no incluyeron fueron los viáticos. Para cubrir este gasto, lanzaron una campaña este año con el fin de recaudar fondos y así poder pagar el pasaje de los dos actores, sin tener ninguna producción, asistentes ni iluminador.

“No tuvimos ningún tipo de apoyo en cuanto a dependencias gubernamentales, Marín Mezcal se sumó como productor asociado y solo así pudimos llegar a Corea. Entonces creo que también hay un gran llamado de atención para las empresas apoyen al arte. Sería una gran propuesta en cartelera, si tuviéramos mucho más apoyo”, explica Bárbara Flores.

El equipo

Riñón de cerdo para el desconsuelo es una obra del dramaturgo Alejandro Ricaño y es producida por Black Hat.

  • Producción ejecutiva:Tony S. Bueno
  • Dirección e iluminación: Edwina González
  • Asistente de direcció: Bárbara Flores
  • Diseño de vestuario: Aurora Ares

Te puede interesar

TEATRO EN LÍNEA Risas al alcance de un clic en el teatro Desde el confinamiento, el director de teatro Josafat Aguilar Rodríguez ideó Clicktoris, un montaje en vivo que se representa vía Zoom y que fomenta la interacción con el público en WhatsApp. La obra es una comedia que explora la sexualidad femenina y el uso de los juguetes sexuales