Fanáticos del grupo de rock mexicano Caifanes se dieron cita durante la noche del jueves en el Autódromo Hermanos Rodríguez para disfrutar del primero de tres autoconciertos que ofrecerán en la Ciudad de México.

Debido a la persistencia de la epidemia de COVID-19 en el país, la productora de conciertos OCESA anunció la realización de una serie de conciertos en esta modalidad, para evitar las multitudes y los contagios.

Del 13 de mayo al 12 de junio, diversos grupos se presentarán en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez, tras el cambio a semáforo epidemiológico color amarillo.

Con los autoconciertos, en los que se respetarán todas las medidas sanitarias dictadas por las autoridades, buscan dar un nuevo impulso a los espectáculos en vivo, ahora que la epidemia se encuentra en una fase menos letal.

TE SUGERIMOS: Autoconciertos y autocinemas, nuevos escenarios

Este jueves, la jornada de autoconciertos en los que los espectadores permanecerán en automóviles comenzó con Caifanes, quienes se presentarán también este viernes 14 y el sábado 15 de mayo.

Desde tempranas horas, cientos de vehículos abarrotaron la entrada de la puerta número 15, que se encuentra sobre avenida Añil Eje 3 Sur.

Como parte de las medidas para evitar exponer a otros asistentes al virus, a todas las personas que ingresaron les fue tomada la temperatura.

Para ingresar, fue requisito portar cubebocas, a pesar de permanecer en el vehículo, y hacer uso constante de gel antibacterial.

El costo por automóvil es de 3 mil 500 pesos, para un máximo de cuatro ocupantes, en caso de buscar ingresar con una camioneta, el costo es de 4 mil pesos, y pueden ingresar un máximo de 6 personas.

Dentro del lugar, los vehículos se acomodaron conforme al orden de llegada, tipo de vehículo y boleto adquirido.

Durante el evento, a los asistentes se les permitió salir a un costado de su auto, a un punto previamente designado, para bailar y cantar.