Este 23 de junio, el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México se inundará de miles de personas que se manifestarán a favor de la diversidad, en el marco de la 40 edición de la Marcha LGBTTTI.

Ciudadanos y compañías incuyentes ya empiezan a prepararse para el evento, que iniciará a las 12:00 horas.

La Marcha LGBTTTI saldrá del monumento al Ángel de la Independencia, avanzará sobre Paseo de la Reforma, seguirá por avenida Juárez y llegará a la plaza del Zócalo capitalino, en donde se prevé que se presenten artistas.

Debido a la concurrencia, a la circulación de carros alegóricos, y a que la fecha podría coincidir con los festejos del posbible tirunfo la Selección Mexicana ante Corea del Sur, en el Mundial de Futbol de Rusia, se prevé que la marcha dure horas.

¿Pero cuál fue el ambiente durante la primera Marcha LGBTTTI en la capital del país?

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, el origen de la Marcha del Orgullo se remonta a octubre de 1978.

Ese 2 de octubre, diez años después de la matanza de estudiantes perpetrada en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, un pequeño contingente de hombres y mujeres homosexuales formaron parte de las manifestaciones.

No obstante, la primera Marcha LGBTTTI como tal tuvo lugar en junio de 1979, en su emblemática sede: el Paseo de la Reforma.

“La marcha que comenzó como un acto eminentemente político de reivindicación de derechos; a lo largo de los años ha evolucionado y hoy conjuga el aspecto político, con el lúdico del colectivo LGBT de México, congregando a miles de personas que acuden son sus amigos y familias a celebrar la diversidad sexual”, expresó Segob en su sitio de Internet.

Sin embargo, la lucha en contra de la violencia hacia las personas debido a su orientación sexual es más antigua.

Todo comenzó el 28 de junio de 1969, cuando en Stonewall Inn, un bar gay ubicado en Nueva York, la policía desarrolló una violenta redada.

Activistas denunciaron los hechos y acusaron que su gobierno se dedicaba a perseguir a homosexuales, y se congregaron en colectivos.

Un año después, el 28 de junio de 1970, se realizaron las primeras dos marchas de homosexuales, en Nueva York y Los Ángeles.

En México no tardó en estallar la bomba.

De acuerdo con el libro ‘Un amor que se atrevió a decir su nombre’ de Norma Mogrovejo, en 1971, un empleado de la tienda departamental Sears fue despedido por mostrar una “conducta homosexual”, lo que causó molestia entre intelectuales y artistas, incluidos Carlos Monsivais y Nancy Cárdenas.

Cárdenas incluso fue invitada por Jacobo Zabludovsky a su noticiario 24 horas para referirse al tema, en donde “salió del clóset”.