“Tengo una obra, no sé si quieras participar, no me conoces ni nada, pero estoy seguro que puedes hacerla. Es un monólogo que sería para un proyecto final de la escuela y quiero que tú lo hagas. Después vemos si se monta la obra completa, si se hace o pasa a mayores, esto sólo es el proyecto final de mi carrera”, fueron las palabras que le dijo, a través de una llamada telefónica, Alejandro Villalobos al actor Rogelio Suárez.

Villalobos le hablaba de Torch Song, escrita por Harvey Fierstein en los años 80, que cuenta la historia de Arnold Beckoff, una drag queen que busca el amor y lucha porque el mundo respete su manera de vivir la vida.

El montaje, que se presentó por primera vez en 1982 en el Actor’s Playhouse de Nueva York y un año después en Broadway ganando dos premios Tony, llegó a México por primera vez de la mano de Carlos Monsiváis y Tito Vasconcelos en 1986.

Cuando Rogelio hizo la lectura del libreto quedó encantado, porque consideró que es un texto “increíble” y “maravilloso” que todo mundo debía de ver.

“Nos pusimos a ensayar el monólogo, lo hicimos, lo grabamos, lo presentó y tiempo después, por septiembre del año pasado, me llamó y me dijo ‘sabes qué, Rogelio, sí quiero hacer la obra completa, entonces, ¿le quieres entrar?’ Dije claro que sí, porque cualquier ser humano se puede sentir identificado con estas palabras, con esto que escribió Harvey”, recuerda Suárez, quien ahora protagoniza esta historia en el Teatro Milán.

Junto a él, Manuel Balbi, Anahí Allué, Ginette Zavala, José Peralta, Gilberto Esparza, Jhovardy Vences y Mariana Esqueda le dan vida a esta historia todos los martes, a las 20:45 horas, que a primera vista podría parecer dirigida a la comunidad LBGT+ por la experiencia vivencial que resulta; sin embargo, su mensaje va más allá.

“Esta obra trata de la comunidad LGBT+, pero no me gusta cerrarlo a eso, creo que cualquier persona, sea heterosexual o no, se puede sentir identificada con alguno de los personajes, porque a todos nos ha pasado algo así y no significa que quieras respeto sólo por tu orientación, no, quieres respeto para todo y para todos”, explica Rogelio Suárez, en entrevista con Reporte Índigo.

La historia, una necesidad para Rogelio Suárez

En un mundo donde las personas homosexuales, bisexuales o transgénero son asesinadas, acosadas o torturadas, porque su orientación es considerada un crimen o una enfermedad, contar historias como la de Torch Song se vuelve una labor fundamental que salva vidas.

“Es muy importante seguir contando este tipo de historias para que la gente haga conciencia de cuánto tiempo llevamos abriendo camino para que la palabra tolerancia sea eliminada y se cambie por respeto. Creo que esa palabra no debería existir, tolerante a qué, ni que fuéramos lactosa”, considera Rogelio Suárez.

Para él es lamentable que, a más de 40 años de haberla escrito Harvey Fierstein, los temas que trata la obra que protagoniza siguen vigentes y se vuelven el reflejo de lo que muchas personas viven todos los días.

La historia, que se desarrolla entre luces neón, le permite al espectador emprender un viaje para conocer distintos momentos de la vida de Arnold, siempre acompañados de la risa y el buen humor, hasta llegar a un momento cumbre, cuando este sostiene un diálogo directo con su madre y la enfrenta.

“Las escenas con ella son demasiado fuertes, muy desgarradoras, y creo que es algo muy importante contar, porque, de cierta forma, todos lo hemos hecho o nos ha pasado tristemente, entonces, creo que es algo importante que contar. Esas fueron las primeras que me hicieron decir ‘por este tipo de escenas somos actores’, por poder transmitir estos sentimientos que se tienen que transmitir”, comparte el actor.

“La gente ha sido muy linda conmigo y me escriben cosas muy hermosas que hacen sonreír mi corazón. Una cosa que recuerdo mucho es que gracias a mí quieren hacer teatro”
Rogelio SuárezActor

Primeras oportunidades

Torch Song es la primera obra de teatro que dirige de manera profesional Alejandro Villalobos, quien es egresado de la carrera de Dirección Escénica de CasAzul, y la primera obra de texto en la que participa Rogelio Suárez, por lo que se podría decir que este proyecto está lleno de primeras oportunidades.

“Alejandro es muy talentoso y generoso, entonces, nunca me puse a pensar ni dije ‘cómo me está hablando este hombre que no ha hecho nada’. No, para nada, le agradecí muchísimo que hubiera pensado en mí para este personaje, porque esas cosas valen demasiado. Jamás me atrevería a juzgar a alguien por ser su primera obra o dirección, porque yo también tuve esa oportunidad y a mí me la dio Nacho Cano y creo que no hubiera sido justo de mi parte decir no”, confiesa Suárez, quien se dio a conocer por su participación en el musical Hoy no me puedo levantar.

A partir de ahí, Rogelio construyó una carrera dentro del mundo del teatro musical en México, convirtiéndose en uno de sus referentes más importantes y queridos.

“Nunca me había tocado trabajar en algo que no fuera musical y ahora que se dio la oportunidad no la quise desaprovechar, porque la verdad es un gran texto, es una gran obra, una gran manera de demostrarme a mí que siempre puedes seguir creciendo. Llevo casi 16 años haciendo teatro y esta es la primera vez, entonces, la verdad es que siento que estoy creciendo muchísimo no solo como persona, sino como actor”, reconoce.

Estas decisiones demuestran la importancia de estar abiertos a cualquier posibilidad, porque nunca se sabe cuándo llegará la mejor parte de tu vida.

Al igual que Arnold, Rogelio también hace drag, pronto se le podrá ver en el musical MentiDrags, pero además de eso comparte con el personaje la búsqueda por el respeto y el amor, no sólo de una pareja, sino de su familia y amigos.

“Todo el tiempo estamos en esta encrucijada de saber si estamos haciendo lo correcto, entonces, creo que no solamente yo, sino cualquier persona se puede sentir identificado con Arnold y, la verdad, es que lo siento muy cercano a mí, porque así lo he hecho y eso es algo que agradezco, porque este tipo de personajes no siempre se presentan en tu vida y ahora que tengo la oportunidad de representarlo es que no pienso desaprovecharlo”, finaliza.

En conexión

FB: TORCH SONG MX

IG: TORCH_SONG_MX

TW: TORCH_SONG_MX

También puedes leer: Hoze Meléndez, un actor que nunca deja de aprender