Amazon cuenta con 20 mil empleados en todo el mundo y se caracteriza por ser una empresa eficiente, exitosa e innovadora… pero también por ser un lugar en el que los trabajadores están expuestos a condiciones de estrés, lo que eleva el riesgo de padecer trastornos físicos y mentales, según el periodista de la BBC, Adam Littler.

Littler, de 23 años, entró a Amazon encubierto y fue contratado para trabajar en su almacén en Swansea, Gales. Todo el tiempo contó con una cámara escondida entre su ropa para captar las condiciones en las que trabajó.

El almacén (o bodega) mide 75 mil metros cuadrados, y ahí se labora durante 10 horas diarias. En el caso de Littler, que era recolector de paquetes, tenía que caminar hasta 17 kilómetros al día, dentro de ese lugar (el total del espacio que recorría al recolectar los paquetes con límite de tiempo).

Tal como en sus oficinas, en esta compañía son muy estrictos, pues Adam reveló en sus videos que le daban 33 segundos para encontrar cada producto y cuando se cumplía ese plazo, comenzaba una cuenta regresiva. Si llegaba a cometer un error, el escáner que portaba emitía un agudo sonido.

“No nos dejaban pensar por nosotros mismos, tal vez no confían en nosotros como seres humanos, no lo sé (…) Éramos como máquinas, como robots, nos conectaban el escáner que teníamos que llevar en la mano, pero era como si nos lo hubieran conectado al cuerpo”, afirmó Littler.

La compañía de comercio electrónico es la número uno en el mundo, por lo que, lógicamente, contrata a más empleados durante la época navideña, 15 mil trabajadores adicionales para ser exactos.

Y es que así podrían estar los “duendes” en el Polo Norte en las vísperas navideñas. Empleados trabajando contrarreloj, con paquetes que llegan y salen sin cesar.

De hecho, el escáner no solo sonaba cuando se presentaban problemas con la entrega a tiempo, también con el desempeño de los empleados, ya que enviaba a sus superiores los resultados que estaba dando Adam –y sus compañeros– con su trabajo. 

Si no estaba rindiendo lo esperado, se le avisaba que se tomarían acciones de disciplina.

El profesor Michael Marmot, dijo a la BBC que “las características de este tipo de trabajo muestran a partir de evidencia comprobada un alto riesgo de sufrir de enfermedades mentales y físicas (…) incorporan todos los elementos más dañinos de una vez”.

Después de que se diera a conocer esta investigación especial de la BBC, titulada “The truth behind the click”, Amazon informó que sus inspectores de seguridad laboral no han reportado inconvenientes en sus depósitos y que el puesto de recolector de paquetes (el que tenía Adam) “es similar al de los empleos de muchas industrias y no incrementa el riesgo de enfermedades mentales o físicas”.