Después de que se destapara la cloaca y decenas de mujeres decidieran alzar su voz y denunciar haber sufrido agresiones sexuales por prominentes figuras de la industria cinematográfica de Hollywood, el cantante británico Morrissey defendió a Harvey Weinstein y a Kevin Spacey y calificó las acusaciones en su contra como ridículas.

En una entrevista con la revista alemana Spiegel Online, el exvocalista de a banda The Smiths dijo que las definiciones de acoso sexual se han vuelto demasiado amplias como para poder comprenderlas en la era moderna.

“Cualquiera que haya dicho alguna vez ‘Me gustas’ a alguien más es, de repente, acusado de acoso sexual”, aseveró.

Sobre la denuncia de Anthony App, quien aseguró que Kevin Spacay abusó sexualmente de él cuando tenía 14 años en 1986, Morrissey dijo que las acusaciones eran ridículas e incluso afirmó que el protagonista de House of Cards fue atacado innecesariamente.

“Las acusaciones son ridículas, y por lo que yo sé, estuvo en una habitación con un chico de 14 años. Kevin Spacey tenía 26 y el chico, 14. Uno se pregunta dónde estaban los padres de ese niño, uno se pregunta si él no sabía qué era lo que iba a pasar. No sé ustedes, pero en mi juventud nunca estuve en situaciones así. Nunca. Siempre supe lo que podía llegar a suceder. Cuando estás en la habitación de alguien, tienes que ser consciente de a dónde te puede llevar eso. Me parece que Spacey fue atacado innecesariamente”, dijo a la revista alemana.

Tras estas declaraciones, la periodista Juliane Liebert preguntó a Morrissey si su postura también aplicaba para las mujeres que denunciaron a Weinstein de acosarlas en una habitación de hotel, a lo que el vocalista respondió.

“La gente sabe exactamente lo que sucede. Y ellos siguen el juego. Después, se sienten avergonzados o no les gusta. Y luego lo giran y dicen: ‘fui atacado, me sorprendió, fui arrastrado a la habitación’. Pero si todo hubiera ido bien y les hubiera dado una gran carrera, no hablarían de eso. Odio la violación. Odio los abusos. Odio las situaciones sexuales en las que se obliga a alguien. Pero en muchos casos, uno mira las circunstancias y piensa que la persona referida como una víctima simplemente está decepcionada”, finalizó.