¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Cultura

Migrantes, una pieza para reflexionar

José Pablo Espíndola

La coreógrafa y bailarina Rossana Filomarino, con su compañía DramaDanza, presentará en el Palacio de Bellas Artes un espectáculo dancístico que buscará conmover al público y ayudar a erradicar la xenofobia y la discriminación que han ido en aumento


Jul 30, 2019
Lectura 5 min
portada post

De una manera poética, con nada más que el uso de los cuerpos en el espacio, sin escenografía alguna, bailarines crearán imágenes y lenguajes para expresar el sentir de muchas personas ante el fenómeno de la migración. El éxodo de miles de hombres y mujeres que dejan sus países de origen en busca de mejores condiciones de vida es una realidad que también aqueja a México, y por lo que la coreógrafa y bailarina Rossana Filomarino, con su compañía DramaDanza, decidió crear el espectáculo Migrantes.

“En la obra se presentan, por un lado, algunos recuerdos de lo que fue su vida, hay una escena de una fiesta de su comunidad de origen que no sabemos cuál es, pero que podremos imaginar; y por otro lado, las adversidades y la violencia que encuentran en su camino”, explica Filomarino.

Asombro, ira e indignación son algunos de los sentimientos que busca provocar el montaje en el público, ante la violación de los derechos humanos que padecen los migrantes en su eterno andar hacia una meta de un posible bienestar.

El objetivo es compartir el dolor y el sufrimiento de esas personas que ya no tienen nada, que sólo les queda un camino que recorrer, que muchas veces se interrumpe, una esperanza que muchas veces es truncada”, asegura la bailarina

- Rossana Filomarino

Bailarina

El montaje coreográfico, afirma Filomarino, de ninguna manera pretende sugerir soluciones a estos grandes problemas, sólo desea manifestar y compartir hondas emociones que algunos experimentan al conocer las vejaciones que sufren los desplazados.

La bailarina decidió hacer esta producción por los muchos episodios recientes que la han sacudido anímicamente. “De ahí nace la obra, cuando uno tiene una conmoción ante un problema social, ante una situación que afecta profundamente a las personas en su condición humana, es ahí donde surge esa necesidad de decir cosas, de presentar de una manera estética esto que nos conmueve en la realidad”.

Rossana Filomarino es fiel creyente de que el arte puede cambiar a largo plazo, por lo que espera que la gente al sentirse conmovida, reaccione y tome una posición clara ante la situación y así se elimine la xenofobia y la discriminación que en los últimos tiempos han aumentado y en su lugar entiendan que los migrantes son seres humanos que se han privado de todo, que padecen, sufren y tienen sus alegrías, sus amores y que hay que respetarlos y tenderles la mano en lo que sea posible.

Migrantes se presentará el 8 de agosto en el Palacio de Bellas Artes con 13 bailarines de la compañía DramaDanza y 20 estudiantes de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea.

Migrantes y Ditirambos, una oda a la vida

El programa se complementará con la reposición de la obra lírica Ditirambos, una especie de himno celebratorio al espíritu dionisíaco de la vida y la creación. Es una propuesta que estrenó la maestra en 2015, con música de Rodrigo Castillo Filomarino. “La he cambiado, porque ahora tiene el doble de intérpretes. Es una obra cuyo trazo y movimiento nos remite a un camino recorrido, con accidentes afortunados y desafortunados, con hallazgos y caídas”, comenta la coreógrafa.

Rossana Filomarino decidió volver a montar esta pieza porque sólo se ha bailado cuatro veces en todos estos años, por lo que para ella era un desperdicio de trabajo y de energía; además, considera que el arte esta hecho para ser consumido, no para estar en una vitrina maravillosa como lo es el Palacio de Bellas Artes, eso sólo es el principio, después tiene que circular, verse y vivirse.

Ditirambos es una obra de un tono distinto a Migrantes, es de tipo lírica, es una oda a la vida, es muy bailada, como se diría en los viejos tiempos. Está compuesta por tres tiempos, el primero representa la juventud, cuando una persona descubre la vida y muchas cosas que no sabía. Después viene una parte erótica que corresponde a la madurez, cuando las pasiones agarran y arrebatan el alma.

Finalmente, se llega a un estado casi de iluminación y de tranquilidad, muy esperanzadora, todo lo contrario a Migrantes.

Un voto que respalda

Rossana Filomarino asegura que ella votó a favor de que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llegara a la presidencia de México y que no se arrepiente.

“Estamos en tiempos de austeridad, yo creo en este nuevo proyecto de nación, he votado para que esto sucediera y lo seguiré haciendo. En esta gran transformación del país, los artistas llevamos un poco la de perder, somos un pequeño sector de la sociedad, pero lo que se está haciendo es muy bueno, la dirección de las culturas hacia las comunidades, de integrar a gente que nunca se ha integrado a la cultura me parece bien”, asegura.

Te puede interesar: Mañana inicia la XXX Convención Nacional de Danzas Folclóricas Mexicanas


Notas relacionadas

Oct 19, 2019
Lectura 2 min

Oct 18, 2019
Lectura 6 min

Cultura

Muere Alicia Alonso, la última diva de la danza clásica

José Pablo Espíndola


Oct 18, 2019 Lectura 6 min

Oct 17, 2019
Lectura 3 min

Cultura

El arte de comer insectos en México

José Pablo Espíndola


Oct 17, 2019 Lectura 3 min

Oct 16, 2019
Lectura 2 min

Comentarios