"Todo el mundo es creativo, inventivo e imaginativo. Creemos que todo el mundo puede crear el futuro y cambiar el mundo. Así que hemos dedicado nuestras vidas a crear kits fáciles de usar para inventar”
Jay Silver y Eric RosenbaumCreadores de Makey Makey

¿Recuerdas cuáles eran tus juguetes favoritos cuando eras niño? ¿Eran electrónicos? Cuando yo era niña me creía científica con los kits de juguetes “Mi Alegría”, con los que hacía mezclas químicas simples. 

Lo más cerca que estuve de jugar con un circuito eléctrico fue con el juego “Operando”,  las maquinitas en casa de mi abuela –que abría para darme “vidas” gratis y en las cuales muchas veces recibía “toques” por tomar el cable equivocado– y un proyecto que hicimos en primaria –o tal vez en secundaria– en el que lográbamos prender algunas luces, conectando cables en una tabla.

Fuera de eso, me divertía con muñecas y juegos de video de los que nunca me preocupé por saber su funcionamiento interno.

No me llamaban mucho la atención los LEGO, jugaba un rato con ellos, construía algo y los dejaba a un lado. Nunca llegué a formar grandes estructuras, como las que ahora veo en fotos de personas que forman verdaderas obras de arte.

Los juguetes con los que experimenté en mi niñez formaron una parte muy importante dentro de mi desarrollo, ayudaron a moldear mi forma de ser y hasta en lo que me he convertido. Me la pasaba jugando a que era la titular de un noticiero, y aunque actualmente no estoy en uno –ni me gustaría–, trabajo en algo muy parecido y dentro de la misma rama.

La mayoría de mis amigos, a los que les gustaba más jugar con estos “bloquecitos”, ahora son ingenieros o arquitectos. 

Mi punto es que todo tiene un efecto. Es decir, los juguetes nos pueden ayudar a que desde muy temprana edad vayamos descubriendo qué nos gusta y qué no, y, como dije, son parte importante del ambiente que moldea la persona en la que nos convertimos.

Ahora, con todos los avances tecnológicos e innovación, los niños de las nuevas generaciones tienen demasiadas posibilidades a su alcance. Son tan intuitivos que –como ya hemos visto en muchos videos de padres orgullosos– si le das un iPad a un niño de dos años no tarda mucho en aprender a usarlo, aunque sea de forma básica.

Entonces, ¿te puedes imaginar en qué se convertirán en un futuro estos pequeños? En algunos años deberíamos de tener adolescentes y jóvenes genio, o por lo menos con otras capacidades más desarrolladas, diferentes a las que nosotros pudimos desarrollar.

Los ‘nuevos’ LEGO

La mentalidad “Hágalo usted mismo” (Do It Yourself, en inglés) ha provocado el surgimiento de innovadores e ingenieros que no están esperando el próximo gadget de moda, ellos construyen lo que creen correcto y lo ponen al alcance de todos.

Los proyectos MaKey MaKey y littleBits son prueba de ello. Se trata de kits de circuitos o módulos electrónicos que permiten que cualquiera pueda ser ingeniero desde su casa, o por lo menos sentirse como uno.

Son juguetes interactivos que retan la creatividad de chicos y grandes, expertos y principiantes. Incluso se les ha considerado los LEGO de la nueva generación.

Los creadores de estos proyectos son jóvenes que buscan proveer  a los niños de herramientas –juguetes– para que se conviertan en los futuros inventores y pensadores científicos, con capacidad para resolver problemas.

Ayah Bdeir, creadora de littleBits, piensa que es inconcebible que la electrónica siga intimidando a la gente.

“Ya que estamos rodeados de tecnología en casi cada área de nuestras vidas, la intimidación ya no es una excusa válida”. 

Es por eso que desde hace ocho años se dedica a crear estos módulos electrónicos, diseñados para que se interesen en hacer sus propias creaciones, no solo consumir lo que ya existe.

Jay Silver y Eric Rosenbaum, creadores de MaKey MaKey, creen que “todo el mundo es creativo, inventivo e imaginativo. Creemos que todo el mundo puede crear el futuro y cambiar el mundo. Así que hemos dedicado nuestras vidas a crear kits fáciles de usar para inventar”.

MaKey MaKey

Este podría ser el reemplazo tecnológico de juguetes “Mi Alegría”, el kit de inventos del siglo 21. Con él puedes convertir cualquier objeto en un “touchpad” y al combinarlo con la magia de Internet podrás controlar todo tipo de herramientas, juegos o actividades en tu computadora.

Es una idea “simple” que se les ocurrió a Jay Silver y Eric Rosenbaum, estudiantes e investigadores del Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT Media Lab).

Se trata de una plaqueta, un conector USB y una serie de cables con pinzas. En la parte delantera de la plaqueta hay controles para flechas de dirección, la barra espaciadora y el botón izquierdo del mouse. Por atrás tiene conectores que simulan el teclado y ratón.

Todo lo que tienes que hacer es conectar la plaqueta a tu computadora por medio del USB y conectar los cables a otros objetos que tengan mínimas propiedad de conductores de electricidad. La computadora pensará que MaKey MaKey es un teclado o un mouse, entonces podrás conectar, por ejemplo, a ti mismo y a una manzana. Cuando toques la fruta se creará una conexión y la plaqueta enviará un mensaje a la computadora.

Puedes utilizar cualquier material desde ketchup, grafito, limones, plantas, monedas, hasta un gato o un perro. Un piano con plátanos como teclas, un Pac-Man cuyos controles son un simple dibujo y hasta lograr que tu gato se tome fotos cada vez que se acerque a tu computadora, son solo algunas de las ideas que nos dan en el video que subieron a su página Web.

No necesitas tener conocimientos previos de ingeniería, su producto va dirigido a artistas, niños, maestros, ingenieros, diseñadores, inventores… a todo el mundo en realidad.

Los jóvenes científicos decidieron poner en el sitio Kickstarter su proyecto para que la gente les ayudara a reunir fondos para poder fabricar en masa sus kits y venderlos por solo 35 dólares. Su meta inicial era 25 mil dólares, pero para el cierre de esta edición ya llevaban recaudados 447 mil 214 dólares.

“Creemos que todo el mundo es un kit de construcción, si decidimos verlo de esa manera”.

Kits para todos 
Visita el sitio oficial para más información

Un ‘touchpad’ multiusos
MaKey MaKey en acción

Otros “juguetes” inteligentes

Fischertechnik

Materiales didácticos creados en Alemania desde 1965, para que los niños empiecen a experimentar con robótica y mecatrónica, incluso antes de que sepan qué significan esos conceptos.

fischertechnik.com.mx

MakerBot

Impresoras 3D. Toma un archivo digital y lo convierte en un objeto real tridimensional usando polímeros. Ideal para traer a la vida todas las ideas de nuestro inventor interno.

makerbot.com

littleBits

En su página de Internet lo describen como una biblioteca de código abierto de módulos electrónicos que se unen entre sí a través de pequeños imanes para crear prototipos y jugar. Pero esa es solo la definición técnica.

Son los LEGO de la nueva generación. Pequeños tableros con funciones simples, diseñados para encajar entre sí. Sin soldaduras, sin cables, sin programación, solo necesitas unirlos y comenzar a jugar.

Cada uno de estos “bits” tiene una función: luz, sonido, sensores, botones, motores y hasta paneles solares. Al unir cada módulo, se crean circuitos más grandes.

Aunque su estructura parece complicada, en realidad son bloques simples y muy intuitivos. Hay cuatro diferentes tipos de módulos principales que se dividen por colores: el verde es la salida, el azul es la corriente, el rosa es la entrada y el naranja es el alambre.

Los LEGO permiten construir desde una forma muy básica, hasta estructuras complejas sin necesidad de saber de ingeniería, por eso  littleBits se identifica con estos juguetes.

Ayah Bdeir, fundadora e ingeniera graduada también del MIT Media Lab, cree que con estos pequeños “juguetes” se puede poner al alcance de todos los conocimientos antes reservados solo para ingenieros y curiosos.

“littleBits convierte la electrónica y la interacción –luz, sonido, sensores, mecánica– en un material accesible, creativo e intuitivo, más parecido al cartón, papel, tuercas y tornillos”.

El que sea de código abierto (aunque no sea software) quiere decir que cualquiera puede ver el funcionamiento de cada módulo y modificarlo. Los diagramas de sus circuitos están en la Red para que cualquiera pueda bajarlos y fabricarlos.

El kit de inicio se vende por 89 dólares, e incluye 10 módulos. Se puede conseguir en su página Web, en Amazon y en ThinkGeek.

“Queremos alentar un mundo de creadores, inventores y colaboradores porque este mundo en el que vivimos, este mundo interactivo, es nuestro. Así que adelante y a inventar”, dijo Bdeir en la charla que ofreció en TED a principios de año.

Sitio oficial 
Visítala para más información

¿Cómo jugar con ellos? 
Una pequeña muestra en video de lo que puedes hacer con ellos

Ayah Bdeir: Ladrillos que parpadean, suenan y enseñan
Ve la charla en TED en la que participó la creadora