¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

TEATRO

Los hombres las prefieren presas o muertas

José Pablo Espíndola

Historias reales de mujeres privadas de su libertad le dan vida a este show de cabaret que, a través de música de los 50, busca que el público reflexione sobre este tema


Mar 7, 2019
Lectura 7 min
portada post

Marilynares es una mexicana nacida en Ciudad Juárez que lleva cinco años sentenciada en el penal de Santa Martha Lamitas, por lo que es invitada a participar en un reality show, pese a su resistencia, acepta con la ilusión de poder contar las historias de las mujeres que viven adentro y de las que nadie habla.

La mayoría de las mujeres llegan a prisión por alguna causa relacionada con el amor, es decir, el delito no corrió en primera persona

De eso trata el espectáculo de cabaret Los caballeros las prefieren presas, protagonizado por Minerva Valenzuela, “ladelcabaret”, que está basado en historias reales, algunas de ellas se cuentan completas y de otras sólo utiliza detalles o frases.

“Hablar de los caballeros es como hablar del sistema, ese que nos quiere calladas, presas o muertas. En México hay una cifra de nueve mujeres asesinadas cada día por violencia machista, ocupamos el primer lugar en Latinoamérica en cuanto a feminicidios y estamos dentro de lo 12 países con más violencia en el mundo”, afirma Valenzuela, en entrevista con Reprte Índigo.

Lo anterior ocurre, según la actriz, porque hay muchas manifestaciones de mujeres que dicen “yo no quiero estar callada” y el sistema está enojado y busca maneras de callarlas

La cabaretera también asegura que las estadísticas muestran que la mayoría de las mujeres llegan a prisión por alguna causa relacionada con el amor, es decir, el delito no corrió en primera persona, sino que es la cómplice, la que guardó la mercancía por lealtad, la que se quedó callada cuando le indicaron que no dijera nada o la que llegó después de que se había cometido un asesinato y fue la que salió “bailando”. Ante eso, la actriz busca transmitir cómo la justicia trata distinto a hombres y mujeres, y dentro del grupo de ellas, también son discriminadas por su estrato socioeconómico.

Para preparar el montaje, Minerva leyó mucho sobre el tema y se acercó a mujeres que han estado en prisión y a sus familiares, lo que no quiso fue ir a los reclusorios a pedirles a las internas que le contaran sus experiencias, ya que considera que ninguna mujer debería ser objeto de estudio.

“La pertinencia de este espectáculo es total, porque, en primer lugar, no las volteamos a ver, no sabemos quiénes son, qué porcentaje hay de mujeres con discapacidad dentro de prisión, no sabemos tampoco el porcentaje de indígenas ni si quiera saben las autoridades penitenciarias el porcentaje de lesbianas y bisexuales, no se tienen registro, porque piensan que no es relevante”, afirma la actriz egresada de la Escuela Nacional de Arte Teatral del INBA.

Con ayuda del cabaret

Para Minerva Valenzuela, el cabaret es hermano de la resistencia, de la desobediencia, de la crítica y la inconformidad, por lo que en este show se convierte en el vehículo perfecto para poder hablar de un tema muy fuerte y complicado

“Si te cuento que es un espectáculo de mujeres presas y todas sufren, pues sí es un tema muy pesado, pero no vamos a ver un dramón, vamos a ver cabaret, nos vamos a divertir, claro que va a llegar información a nosotros como espectadores, pero finalmente el objetivo de cualquier cosa que ocurre en escena es que pasemos un buen rato y que nos miremos, porque nos urge hacerlo como sociedad, estar cerca y entendernos, informarnos y darnos fuerza para hacer comunidad, que es lo que se está rompiendo”, comenta “lacabaretera”

Los caballeros las prefieren presas cuenta con canciones de los años 50, algunas que cantaba Marilyn Monroe, pero con letras adaptadas que permiten hablar de este problema social.

Dentro de la obra se repite mucho una frase que dice “Sí, hoy ustedes me ven muy así, pero no tiene nada de glamoroso”, y esto es porque también se busca acabar con esa idea que varias series televisivas difunden de que las cárceles de mujeres son divertidas y hasta elegantes.

Otra frase que utiliza Marilynares es la de “como si no se pudiera ser culpable e inocente al mismo tiempo”, porque muchos casos, para la actriz de cabaret, van más allá del bien y el mal.

En escena, Valenzuela está un poco caracterizada de Marilyn Monroe, usa una peluca y su vestuario es azul marino, porque en algunos reclusorios el color es la diferencia. Están de beige las que no han recibido sentencia y las del color de la actriz, las que ya fueron condenadas.

La obra no cuenta con escenografía, porque es como si hubiera llegado una producción a la cárcel a poner medio bonito; de hecho, Marilynares dice “de la cortina para allá es otro mundo”; entonces, solamente al fondo está todo el tiempo la proyección de una ventana real de una celda.

“Hice este espectáculo porque sentía una deuda con las presas, no las estamos tomando en cuenta de ninguna manera y nuestro trabajo no está llegando con ellas, y no es que el show llegue directamente a beneficiarlas, pero lo que puedo hacer estando afuera, todavía, porque una nunca sabe, es convocar a la gente y decirles ‘oigan, ahí están’”

- Minerva Valenzuela

Actriz

La reacción de la gente

Valenzuela platica que al salir del show, ya sin vestuario ni maquillaje, las espectadoras se acercan a decirle que tienen una hermana o una amiga presa o, en algunos casos, que ellas mismas lo estuvieron. También están las que le comentan que nunca se habían puesto a pensar en el tema, acto que le parece importante, porque se logra el objetivo.

“En Oaxaca son súper guerreras, muy participativas y todas tienen mucho coraje, son muy bravas y muy activas. Y, por ejemplo, en Irapuato, Guanajuato, fue para mí muy raro que lo que más les impresionaba de la obra era que se me veían las piernas, es el único lugar donde no llegaron a hacer catarsis conmigo, sino a decirme ‘oye, se te ven mucho las piernas’”, recuerda.

La protagonista del show considera que cuando miremos que realmente las mujeres son tratadas distinto en los trabajos, en la calle y en las cárceles, se van a acabar un montón de problemas sociales, como la violencia.

Los caballeros las prefieren presas se presenta en Youkali Cabaret, en Amberes 61, Zona Rosa, todos los viernes de marzo, a las 21:30 horas.

Mujeres ayudándose

Si siguen las redes sociales y la página web de Minerva Valenzuela (ladelcabaret) encontrarán algunos descuentos para mujeres trabajadoras sexuales, con discapacidad motriz y para mayores de 60 años.

También, las personas que donen a la Casa Xochiquetzal tendrán un descuento, “porque es el único lugar en el mundo que recibe a mujeres que se han dedicado a la prostitución y que por cosas de la vida, al llegar a viejas, se encuentran en situación de calle”, dice la actriz.


Notas relacionadas

Mar 18, 2020
Lectura 6 min

TEATRO

Editorial Paso de Gato, en peligro de clausura

Hidalgo Neira


Mar 18, 2020 Lectura 6 min

Mar 2, 2020
Lectura 3 min

TEATRO

Rendirán homenaje a Rayuela en teatro

José Pablo Espíndola


Mar 2, 2020 Lectura 3 min

Feb 28, 2020
Lectura 3 min

TEATRO

Un homenaje fantástico para Méliès

José Pablo Espíndola


Feb 28, 2020 Lectura 3 min

Feb 27, 2020
Lectura 5 min

TEATRO

La falta de apoyo no detendrá a Los Tristes Tigres

José Pablo Espíndola


Feb 27, 2020 Lectura 5 min

Comentarios