¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

#FOCOROJO

La historia de ‘Ma Baker’, quien de ser secretaria pasó ordenar la muerte de policías y rivales

Fernando Franco

Delia Patricia Buendía (1957) parecía una mujer de bien, de adolescente había estudiado para secretaria y en sus años mozos tuvo varios empleos que le dejaban algún dinero para mantener a sus hijas pero, en un tris, todo cambió


Abr 6, 2019
Lectura 5 min
portada post

El cártel de Neza actuó en ese municipio del Estado de México en la década de los noventas. Su éxito monetario se basó en la estructura que después sirvió de ejemplo para otros grupos criminales como “La Unión de Tepito”: el control de las llamadas narcotienditas y su expansión.

El temible grupo, que cuando comenzó a ver ganancias se expandió a negocios “más formales” como la organización de funciones de lucha libre en la Arena Neza, era liderado por quien se considera la primera mujer en controlar una organización criminal de tal calibre: la “Ma Baker”.

Quizá emulando en su apodo y acciones a esa otra “Ma Barker”, quien era la madre de la temible banda de los “Barker Karpis” (hermanos todos, que generaron terror con robos, secuestros y otros crímenes entre 1931 y 1935 en el Medio Oeste, Estados Unidos), la lideresa del cártel de Neza indujo a toda su familia al jugoso negocio de la droga, hijas y yernos incluidos.

DE TRABAJAR EN LA SEP A HACERLO EN LAS CALLES

Delia Patricia Buendía (1957) parecía una mujer de bien, de adolescente había estudiado para secretaria y en sus años mozos tuvo varios empleos que le dejaban algún dinero para mantener a sus hijas, lo mismo fue cajera en un café de chinos que encargada de un centro social y hasta empleada de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Durante su juventud vivió en el popular barrio de Tepito de donde dicen las lenguas de uno que otro vecino, salió huyendo con sus hijas tras matar a dos competidores de su entonces naciente negocio de drogas.

Una vez instalada en el municipio de Nezahualcóyotl, ese que nunca ha bajado del millón de habitantes, Delia vio su oportunidad de generar dinero a caudales y empezó a conectarse con vendedores de droga, narcomenudistas en su mayoría, para organizarlos y crear uno de los cárteles más peligrosos del oriente del entonces Distrito Federal, el de Neza.

Doña “Ma Baker”, como empezó a ser conocida en la década de los noventas, comenzó a asociarse con tenderos para que le dejaran vender su producto a cambio de una comisión – a otros más los amenazó-, llegando a controlar así el negocio de las llamadas narcotienditas, que sumaban más de 500.

FLORECIMIENTO DEL “NEGOCIO”

El cártel de Neza funcionó activamente entre 1990 y 2002. Una vez que su negocio de drogas se consolidó como el más importante en el municipio se extendieron a “negocios formales” para lavar dinero: organizaban funciones de lucha libre en la Arena Neza y manejaban e invertían en autolavados y tiendas de telefonía móvil.

Para administrar el negocio ilegal “Ma Baker” utilizó a su familia, sus principales operadores eran sus yernos, Fernando Morales Castro “El Fer”, Mario Solís “El Tabique”, y Carlos Morales Gutiérrez “El Águila” -segundo al mando de la organización-, y es que se calcula que la organización llegó a vender cerca de 300 mil dosis de cocaína por mes.

Las ganancias eran millonarias por lo que, de ellas, pagaban una mínima parte a policías y mandos para que les brindaran “protección”. Algunos de ellos los “traicionaron” y el castigo, ordenado directamente por Delia, fue la muerte.

LOS ASESINATOS

A “Ma Baker” se le acusa penalmente de comprar a autoridades y ordenar el asesinato de varios policías.

Entre sus víctimas mortales se encuentran Arturo Pérez Estrada, jefe de la base Plata en la delegación Iztapalapa; Guillermo Robles Estrada Liceaga, director de Operaciones Mixtas de la entonces Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP) y Nicolás Humberto del Águila Jiménez, agente del ministerio Público Federal.

El poder de la temible “Doña Delia”, como también era conocida, era tal que el procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha (2000-2005), reveló en 2002 que la señora estaba asociada con un magistrado del Estado de México, quién recibió de uno de sus operadores, Carlos Morales, alías El Águila, un automóvil de lujo Gran Marquís y 100 mil pesos en efectivo.

CAPTURA Y MITO

A “Ma Baker” se le considera una mujer sanguinaria pero también la primera líder de un grupo de narcotraficantes, el cual, se sospecha, era una extensión del cártel de los hermanos Arellano Félix.

La mujer fue antecesora de Sandra Ávila Beltrán, “La Reina del Pacífico” y del Claudia Ochoa Félix, “La emperatriz de los Ántrax” y su detención, por sorprendente que parezca, se dio en su mismo domicilio, desde el que operó durante años.

“Ma Baker”, de entonces 45 años, fue detenida en la vivienda marcada con el número 414 de la calle Poniente 29, en la colonia La Perla del municipio de Nezahualcóyotl. Era un 19 de agosto del 2002.

Delia Patricia Buendía fue finalmente encarcelada en el penal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, acusada de narcotráfico y delincuencia organizada y de ser la autora material de la ejecución de tres altos mandos policiacos y de la Procuraduría capitalina.

Su condena: 60 años de prisión.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

La historia de las ‘viudas negras mexicanas’; abuela, madre e hija mataban por dinero


Notas relacionadas

Jul 20, 2019
Lectura 5 min

Jul 13, 2019
Lectura 5 min

Jun 29, 2019
Lectura 5 min

Comentarios