¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

500años

Hernán y la conquista desde el lado femenino

Fernanda Muñoz

Las actrices Ishbel Bautista y Mabel Cadena, quienes interpretan a la Malinche y a la princesa Tecuelhuetzin, respectivamente, en la serie Hernán, aseguran que este proyecto tiene el objetivo de darle voz a las mujeres que formaron parte esencial del empoderamiento español en Tenochtitlan


Nov 19, 2019
Lectura 5 min
portada post

Al aprender sobre la Conquista de México vienen a la mente dos personajes principalmente, Hernán Cortés y Moctezuma Xocoyotzin, y las mujeres que fueron partícipes de este, uno de los hechos más importantes de la historia, terminan en segundo plano, aun cuando también fueron esenciales.

Sin embargo, con la serie Hernán, la cual se presentará en televisión abierta a partir de este domingo, serán reconocidas por su labor y fuerza, como Marina, mejor conocida como la Malinche, quien condujo al grupo dirigido por Cortés, a través de tierras mexicanas, gracias a su habilidad en las lenguas.

Las actrices Ishbel Bautista y Mabel Cadena contaron con el apoyo de coaches de náhuatl

Ishbel Bautista, quien interpreta a la traductora originaria en el proyecto televisivo, asegura que en estos tiempos en los que las mujeres se encuentran luchando por sus derechos humanos es primordial que se vuelvan a enaltecer las voces femeninas, como la de doña Marina, para empoderar a las nuevas generaciones y que aprendan a enfrentar situaciones adversas.

“Reivindicar a esta mujer se me hace muy importante, porque fue una política extraordinaria y alguien que realmente hizo historia, sin ella el mundo que conocemos como mexicanos hubiera sido diferente. Tenemos que agradecerle mucho y dejarla de ver desde un lado prejuicioso y sin conocimiento, como desde su lado sexual con Hernán, ver su lado trascendental”, detalla la actriz.

Por otra parte, para Mabel Cadena, quien le da vida a la princesa tlaxcalteca Tecuelhuetzin, es de igual importancia que se visibilicen los rostros femeninos que hubo antes, durante y después de la Conquista, pues, según destaca en entrevista, esta parte de la historia siempre ha sido planteada desde un punto de vista masculino, sin darle tanto crédito a la perspectiva de las mujeres.

De manera personal, Cadena revela que tenía muchas ganas de interpretar a una mujer como María Luisa, quien fuera femenina, pero también con una fuerza inaudita para defender y representar a su pueblo ante las catástrofes que se avecinaban.

Para ella, una de sus escenas favoritas en la serie es cuando está rodeada de todo su pueblo tlaxcalteca que grita su nombre, provocándole las lágrimas. “Terminó la escena y no podía dejar de llorar. Pensé ‘a 500 años, ¿cómo podemos dejar a un lado a nuestro pueblo desprotegido? ¿Cómo es que de pronto no nos sentimos orgullosos de ser mexicanos y mexicanas?’”.

Dejar los prejuicios, oportunidad en la serie Hernán

Uno de los objetivos primordiales de la serie Hernán es que el televidente conozca más de la historia y se identifique con las culturas originarias, con sus lenguas y costumbres, provocando que el rechazo que existe actualmente hacia estas comunidades se erradique.

Tanto Ishmel como Mabel, quienes estuvieron acompañadas de historiadores y coachs de náhuatl y maya durante toda la filmación, enfatizan que incluso ellas mismas reivindicaron su ideología, haciéndolas más conscientes de la riqueza cultural que posee México desde sus inicios.

Ishbel Bautista platica que cuando era niña sabía que su país poseía una cultura que otros no y, siendo consciente de eso, no comprendía entonces por qué no se hacían películas que hablaran de ello.

“Decía ‘¿por qué si mi cultura es tan rica y tan hermosa nadie se ha aventurado a hacer ficción y drama al respecto?’. Y creo que eso es lo que más rescato de esta producción, que por primera vez vamos a ver enaltecidas a nuestras culturas prehispánicas, veremos un perfil que ha sido muy olvidado: el del moreno indígena, pero ya no lo vamos a ver como a un criado, sino como un emperador, un político, unas princesas valientes”, señala.

Por su parte, Mabel Cadena resalta que la serie es enriquecedora porque visibiliza a aquellos que no han sido escuchados por muchos años. Detalla que agregaron gran parte de los diálogos en lenguas indígenas para que estos grupos se sientan identificados con lo que se está contando.

“El náhuatl es como poesía (…) En la serie lo que queríamos era dignificar a estos pueblos, hacerlo con estudio, disciplina y compromiso con la lengua, para que al final ellos pudieran sentirse identificados con lo que contamos”, dice.

Finalmente, la actriz añade que personalmente le encantaría que la gente viera este proyecto como un encuentro de mundos, que se le deje de ver a los mexicanos como conquistados y en lugar de eso vean la riqueza que se tiene actualmente gracias a la unión de dos grupos totalmente diferentes.

Por primera vez vamos a ver enaltecidas a nuestras culturas prehispánicas, veremos un perfil que ha sido muy olvidado: el del moreno indígena

- Ishbel Bautista

Actriz

También puedes leer: La conquista desde la fe y la magia


Notas relacionadas

Ago 26, 2019
Lectura 5 min

500años

Mitos y causas de la conquista

José Pablo Espíndola


Ago 26, 2019 Lectura 5 min

Ago 13, 2019
Lectura 4 min

500años

La conquista de la gastronomía mexicana

Fernanda Muñoz


Ago 13, 2019 Lectura 4 min

Comentarios