Facebook anunció que pondrá fin a su sistema de reconocimiento facial, el cual desde 2010 reconoce a una persona en fotos o videos publicados en la red social.

La plataforma también anunció que borrará las imágenes faciales de más de mil millones de personas.

“Este cambio será uno de los mayores en el uso del reconocimiento facial en la historia de la tecnología”, escribió en un blog Jerome Pesenti, vicepresidente de inteligencia artificial para la nueva compañía matriz de Facebook, Meta.

Más de una tercera parte de los usuarios diarios de Facebook han optado por permitir que sus rostros sean reconocidos por el sistema de la red social, que se traduce en aproximadamente 640 millones de personas.

Pero Facebook ha comenzado recientemente a reducir progresivamente el uso del sistema, por lo que las notificaciones de cuando algún usuario aparece en fotos o vídeos publicados por otros comenzarán a desaparecer.

La empresa dijo que confía en que sus herramientas de reconocimiento facial puedan tener nuevas funciones, como las de verificar la identidad de las personas o evitar fraude y suplantación.

En este sentido, se pretende “limitar el uso del reconocimiento facial a un conjunto reducido de casos de uso”.

Lee: No, la red social Facebook no cambiará de nombre; te explicamos qué es Meta

Mientras tanto, Nick Clegg, jefe de asuntos globales de la empresa, informó la mañana de este martes que están trabajando en formas de proteger a los usuarios en el metaverso en entrevista para Reuters.

Apenas el jueves, el director general de Facebook Mark Zuckerberg, anunció que su empresa matriz cambiará de nombre a Meta, en un esfuerzo por llevar a la plataforma al “siguiente nivel que tendrá internet” que apodó “el metaverso”.

Clegg aclaró que el metaverso podría tardar hasta 15 años en hacerse realidad, aunque esto les dará tiempo para que la empresa incorpore acciones de seguridad y privacidad.

La compañía enfrenta además su mayor crisis de relaciones públicas hasta el momento, luego que documentos filtrados por la ex empleada Frances Haugen mostraron que Facebook ha sabido sobre los daños que causan sus productos y no hizo nada para mitigarlos.