Este jueves, el director general de Facebook Mark Zuckerberg dijo que su compañía cambiará de nombre a Meta, en un esfuerzo por llevar a la plataforma al “siguiente nivel que tendrá internet”.

Esta decisión busca abarcar su visión de realidad virtual para el futuro, lo que Zuckerberg llamó el “metaverso”.


La próxima plataforma será aún más inmersiva, un internet plasmado donde estás en la experiencia, no sólo mirándola. Llamamos a esto el metaverso, y tocará cada producto que construimos

Mark Zuckerberg

Dueño de Facebook

Y aunque dijo que la estructura corporativa no cambiará, aclaró que la forma en que la empresa reportará sus resultados financieros sí, por lo que a partir del balance del cuarto trimestre del 2021, la manera en cómo serán reportados sus ingresos será: la Familia de Apps y Reality Labs.

“Pretendemos comenzar a operar en el mercado de valores bajo el nuevo símbolo que hemos reservado, MVRS, a partir del 1 de diciembre. El anuncio de hoy no afecta la forma en que usamos o compartimos datos”, precisó la empresa en un comunicado.

Además durante el evento, la compañía explicó que los usuarios tendrán la posibilidad de tener interacciones con personas de todo el planeta, a través de mundos virtuales.

“En el metaverso, usted será capaz de hacer casi cualquier cosa que pueda imaginar — reunirse con amigos y familiares, trabajar, aprender, jugar, comprar, crear — así como experiencias completamente nuevas que no encajan realmente en la forma en que pensamos acerca de las computadoras o teléfonos hoy en día”, indicó.

Lee: ¿Facebook cambiará de nombre próximamente? Esto sabemos del ambicioso plan de Zuckerberg

Dentro de los lanzamientos que más llamó la atención estuvo Horizon Home, un hogar ‘digital’ donde los usuarios podrán invitar a sus amigos a casa, si es que tienen lentes de realidad virtual, para pasar un rato agradable.

El lanzamiento se une a un par más que ya había adelantado Facebook: Horizon Worlds y Horizon Workrooms, donde en el caso de esta última podremos tener acceso a herramientas de trabajo como Slack y Dropbox.

Los escépticos apuntan que parece ser un intento para desviar la atención de los papeles de Facebook, un documento filtrado que ha revelado las formas en que la compañía ignoró reportes y advertencias internos sobre los daños de su red social creó o magnificó en el mundo.