En julio del año pasado, aludimos en este espacio a un artículo escrito por el periodista científico y autor del libro sobre la búsqueda de vida alienígena “5 mil millones de años de soledad”, Lee Billing, quien criticaba que “la búsqueda de agua en Marte se ha convertido en una de las actividades más monótonas imaginables de toda la ciencia espacial del siglo 21”.

Billing argumentaba que esta limitada estrategia de la NASA necesaria pero insuficiente, considerando que existen otros rincones del Sistema Solar “(…) más prometedores para buscar vida extraterrestre”, como Europa, una luna de Júpiter cubierta de una capa de hielo, bajo la que alberga un océano de agua líquida y, posiblemente, vida.

Es hacia esta luna helada, la mayor del planeta gigante, donde la agencia espacial estadounidense planea enviar una misión robótica, “seleccionando esta primavera los instrumentos (de exploración) y avanzando hacia la siguiente fase de nuestro trabajo”, dijo este lunes el administrador de la NASA Charles Bolden, en una presentación donde anunció los detalles de la propuesta de presupuesto para el próximo año fiscal 2016 que la agencia espacial presentó recientemente en el Congreso. 

La Casa Blanca propuso un presupuesto de 18 mil 500 millones de dólares para la NASA para el próximo año fiscal –que comienza el 1 de octubre de este año–, incluyendo 30 millones de dólares solicitados por la agencia espacial para “la formulación y desarrollo de una misión a Europa, permitiendo a la NASA iniciar la formulación del proyecto, fase A”, escribieron funcionarios de la agencia en un resumen del proyecto de presupuesto.

Según reportó CNET, la NASA comprometió 100 millones de dólares para seguir adelante en la misión con su presupuesto de 2015, lo que puede “(…) sonar como un montón de dinero, pero es una miseria comparado con los 2.5 millones (de dólares) que tomó para financiar” la sonda Curiosity con misión a Marte. “La solicitud adicional por 30 millones combinados con las observaciones de Bolden trae consigo un nuevo vigor a la planificación de la misión”, analiza CNET. Aunque el Congreso debe aprobar el presupuesto final.

Se espera que la misión a Europa se lleve a cabo hasta mediados de 2020.