El hallazgo de agua líquida en el polo sur de Marte podría comprobar diversas teorías que afirman que alguna vez hubo vida en ese planeta y reafirmarían las que establecen que aún queda un resquicio de ella.

Para el doctor Rafael Navarro González, quien es investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e integrante del proyecto del robot Curiosity, este es un hallazgo importante porque podría haber cuerpos mayores de agua en diferentes regiones del polo sur del planeta.

Sobre la posible existencia de vida en el planeta, el cual tiene una temperatura de menos 60 grados Celsius y menos 150 en sus polos, el investigador aseveró que en la Tierra se sabe que los organismos microbianos no pueden reproducirse en temperaturas tan bajas y ni los extremófilos, que son organismos que viven en condiciones extremas, podrían sobrevivir.

Sin embargo, aseveró que si un día existió vida microbiana en Marte sería diferente a la que habita en la Tierra aunque estaría constituida por los mismos elementos como son el carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre.

Ante el nuevo descubrimiento, afirmó, se abre la posibilidad de que la vida que pudo haber existido en Marte se mantenga activa.

Navarro González pugnó por que a partir de este descubrimiento se realicen otras misiones al planeta para buscar posible biosfera en zonas no tan profundas.

Sobre el periplo del Curiosity en Marte, el investigador aseguró que ya ha encontrado compuestos orgánicos que indicarían que alguna vez hubo vida, además de que han identificado todos los ingredientes para la vida como son hidrógeno, carbono, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre.