Las celebraciones de aniversarios musicales generalmente están reservadas para álbumes seminales, conciertos históricos o, en el más lúgubre de los casos, decesos de súper estrellas.

Pero ahora hagamos una excepción y celebremos a un gran One Hit Wonder. Esta semana se cumplen 20 años del lanzamiento del clásico del Hip Hop “Whoomp! (There It Is)”.

Este himno fiestero de la década de los 90 es memorable por su altamente coreable estribillo. Cinco segundos mágicos que hasta Lennon-McCartney podrían apreciar. Puede que sus creadores, el dúo de Atlanta conocido como Tag Team, hayan sido olvidados hace mucho tiempo, pero ese intenso “Whoomp!” del coro vive para siempre. 

Gran parte de la permanencia de esta canción es porque parece haber llegado en el momento correcto: sus sonidos remiten inmediatamente a las duelas de la NBA y a los años de gloria de la primera trilogía de Michael Jordan y los Chicago Bulls.

El tema –el cual vendió en su primer año 4 millones de copias– se convirtió en la segunda canción más popular de 1993, solo detrás de otro megahit: “I Will Always Love You” de Whitney Houston.

Para cuando los Houston Rockets ganaron su primer campeonato en 1994 gracias al poder de Hakeem Olajuwon, la canción formaba tal parte del ADN basquetbolero que Tag Team grabó una nueva versión llamada “Hoop (There It Is)”, solo para celebrar la victoria de Houston.

Incluso existe una versión en español llamada “Whoomp! (Si Lo es)!”, pero es extremadamente olvidable. Si tu necesidad por una versión latina de ese track es mucha, en ese caso es mejor recordar “El Tiburón” de Proyecto Uno, la cual, salvo las trompetas antillanas, es una calca latina de “Whoomp!”.

La canción incluso ha sido influyente desde la estructura de su título. “Whoomp!” tiene el mejor uso de paréntesis en una canción  en los últimos 20 años; “Single Ladies (Put A Ring On It)” de Beyoncé ocupa la segunda posición y el disco “( )” de Sigur Rós se queda en un distante tercer lugar.

Pero sin duda, la historia más rara sobre esta canción surgió en 2008: hay quienes dicen que Barack Obama aparece contestando un teléfono en el video. Busquen al supuesto líder del mundo libre alrededor de la marca del minuto en el video de la canción. Ojalá fuese cierto, ya que ese –y no el Nobel de la paz– sería el punto más alto en su CV.

“Whoomp!” es una prueba de que un One Hit Wonder puede tener vida más allá de sus primeros meses de éxito si logra conectarse al zeitgeist. En el caso de Whoomp!, lo fue gracias al auge en conjunto del Hip Hop y la NBA. Mientras se siga jugando basquetbol alrededor del mundo, “Whoomp! (There It Is)” seguirá sonando.