"Hemos tenido esta fe por varios años y un día pensamos, ‘¿por qué no tratamos de registrarla?’”
Isak GersonFundador

Mientras en el resto del mundo hay una cacería de “piratas”, en Suecia se ha convertido en una religión el compartir archivos. No, no es una broma.

Desde 2010,  un grupo de piratas confesos –encabezados por el estudiante de filosofía Isak Gerson– habían intentado convertir sus creencias sobre el intercambio de archivos en una religión oficial. 

Después de tres intentos fallidos, y tras definir sus ritos y su manera de orar y meditar, en enero la Iglesia Misionera de Kopimism (Missionerande Kopimistsamfundet, en sueco) fue reconocida como una religión oficial en ese país.

“Fue bastante difícil. Las autoridades fueron muy dogmáticas con los trámites”, dijo Gerson en una entrevista para el sitio NewScientist.

Su sistema de creencias –que en apariencia es muy simple– es descrito en su sitio Web: “Para la Iglesia de Kopimism, la información es sagrada y la copia es un sacramento. La información tiene un valor en sí misma y en lo que contiene, y el valor se multiplica a través de la copia”.

Si compartes esta creencia, tal vez tú mismo eres un kopimist (como le llaman a los “creyentes”) y no lo sabes o como dice su fundador de 19 años, “no lo quieres aceptar”.

“Creo que a partir de ahora más personas tendrán el coraje de salir como kopimists. Tal vez no en público, pero por lo menos sí lo dirán a sus seres más cercanos. Todavía existe un estigma en torno a la copia legal, muchas personas se preocupan de si podrían ir a la cárcel al copiar y remezclar. Espero que en el nombre de Kopimi esto cambie”.

El que se haya aprobado como una religión oficial no quiere decir que en Suecia cambiarán las leyes de copyright –por ahora–, o que se deje de perseguir la infracción a éstas, pero los kopimists esperan que sus creencias sean tomadas en cuenta, en un futuro, en la actividad legislativa de ese país.

Más de 6 mil personas en 19 países alrededor del mundo se han registrado, e incluso este mes se celebró una boda bajo esta religión.

[email protected]

Para ser parte de esta comunidad solo tienes que sentir el llamado a respetar y adorar lo más sagrado para ellos, la información. “El culto a la información a través de la meditación es suficiente para ser considerado parte de la comunidad Kopimist”, dicen en su Web.

Como las demás religiones, los kopimists también tienen sus líderes espirituales que son llamados “Operators” (ops). 

Desde la fundación de la iglesia se designaron ops, ahora estos pueden nominar a otro kopimist como candidato a convertirse en op.

Sus responsabilidades incluyen vivir en estricta concordancia con los valores y las normas de su constitución, ayudar a otros miembros de la comunidad a vivir bajo estos valores y moldear activamente su entorno para que armonice con las creencias de esta iglesia.

La función principal de los ops es consagrar el valor de la información, por lo que se les anima a copiar, mezclar y compartir información de manera activa. Además tienen que participar en los “servicios religiosos”.

Los servicios pueden ser de dos tipos: análogos o digitales. El servicio análogo es en un lugar físico, en persona, pero estos no se llevan a cabo muy seguido. El más común es el servicio digital, en el cuál la congregación se reúne virtualmente. Lo primero en este servicio es asegurarse que todos los miembros puedan comunicarse entre sí y después, comienzan a compartir información. Los participantes, al igual que los ops, son animados a copiar, remezclar y compartir entre ellos toda la información posible.

Además de la sede oficial en Suecia, hay “sucursales” en países como Estados Unidos y Ucrania. En México aún no hay, pero en la página Web hay comentarios de mexicanos interesados en abrir una y en la página Web de la iglesia de Canadá, aseguran que ya hay personas de España y Argentina trabajando en sus propios grupos.

Los símbolos sagrados

Además de los símbolos sagrados de copiar y pegar, el símbolo oficial de la iglesia es una pirámide con una letra “K” adentro. Es conocida como la pirámide Kopimi o la “sagrada pirámide Kopimi”. De acuerdo a su filosofía, los miembros tienen permitido copiar y remezclar el símbolo para obtener nuevos.

Constitución Kopimist

El nombre de su religión viene de la frase en inglés “copy me” (cópiame) y los atajos de la computadora para copiar y pegar (CTRL + C y CTRL + V) son sus símbolos sagrados.

Según la constitución publicada en su página de Internet, el Kopimism está basado en los siguientes axiomas:

— Copiar información es éticamente correcto

— Difundir la información es éticamente correcto

— ‘Copymixing’ (copiar y mezclar) es un tipo sagrado de copia, más que perfecta, digital, porque expande y mejora la riqueza de la información

— Copiar o remezclar información comunicada por otra persona es visto como un acto de respeto y una fuerte expresión de aceptación y fe kopimist

— Internet es sagrado

— El código es la ley

La boda

“Compartir el resto de sus vidas juntos y defender los más altos estándares del intercambio”, fue el compromiso que hizo, a principios de mes, la pareja que unió sus vidas en el primer matrimonio bajo la Iglesia del Kopimism. Isak Gerson fungió como testigo en este enlace basado en el “amor confeso de ambos contrayentes por compartir archivos”.

Sitio oficial
Punto de encuentro de los kopimistas en Suecia
http://bit.ly/ezEKIw