“Existe la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique. Es invisible y permanece atado a pesar del tiempo, del lugar, de las circunstancias… el hilo puede enredarse o tensarse, rasgarse o abrirse, pero nunca puede romperse”.

Con esa premisa surge el proyecto “El Hilo Conductor / Un hilo de Sangre”, una iniciativa creada por Sandra Garibaldi, artista y diseñadora de vestuario, que plantea un acto de despedida mediante el bordado.

Auspiciado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, a través del Apoyo para artistas afectados por COVID-19, y como parte de la Residencia “Arte que Apapacha” del Centro Cultural Helénico, emisión 2020, dicho proceso se realiza a partir de la última prenda que habitaron las personas que fallecieron a causa de COVID-19.

En entrevista, Sandra Garibaldi destaca que, al día de hoy, 223 mil 179 personas han fallecido a consecuencia del coronavirus y, la gran mayoría, han sucedido sin un ritual de despedida por parte de los familiares y personas cercanas.

Es a partir de ello que retoma un fragmento del libro Breve tratado del Corazón, escrito por la autora mexicana, Ana Clavel, y con el símbolo del corazón como un pretexto estético que explora y practica un “duelo ausente”; así como profundizar en la pérdida desde la perspectiva de un ejercicio interdisciplinario.

En el cual combina la memoria, el recuerdo y la intervención textil sobre la última prenda que utilizó “el ser amado”: “Bordamos un corazón rojo y con ello reímos, lloramos y nos despedimos”, afirma la autora.

Este proyecto inicia con un archivo de imágenes y audiovisuales realizado por los fotógrafos Angélica Zabalza y Guillermo, y tiene la intención de exponer las piezas resultantes en algún recinto de la Ciudad de México, en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan.

Sandra Garibaldi invita a quienes quieran sumarse a este “duelo colectivo” con un correo que incluya una fotografía del bordado y un texto testimonial al correo [email protected]

“Nuestras vidas son los hilos que van a dar a la mar de tramas que se tejen desde el corazón“, cita la artista a Ana Clavel.

Te puede interesar: “Si hay una segunda vida, nos gustaría pasarla juntos”: André a Dorine antes de suicidarse juntos