En una encrucijada entre el gospel sureño, el blues bucólico y el folk confesional se encuentra la peculiar música de Matthew E. White.

En 2011, este músico estadounidense de ascendencia filipina formó Spacebomb Records, una comuna artística que parecía extraída de finales de los 60 para crear música. 

Durante 13 días grabaron sin parar. Como resultado de estas sesiones se extraen tracks que para White representan la auténtica música regional de Richmond, Virginia.

Todo empieza con el gran título de su disco: “Big Inner”. El juego de palabras indica que es tanto su álbum debut, como el que sus canciones son capaces de demostrar la gran vida interior de este cantante. La cacofonía que lentamente da forma a “Big Love” es ejemplo de la intensidad que el artista de 30 años puede lograr con su música.

“Will You Love Me”, una canción que se transforma de un susurro en una explosión orquestal, es muestra de la calidez de su sonido que, pese a su insistencia de llamarlo música regional, parece estar endeudado globalmente con la sensibilidad de Caetano Veloso y Bon Iver, así como con la espiritualidad comunal de Lee “Scratch” Perry y Jimmy Cliff. 

“I’ll be there ‘til the morning light, and longer if you need” es solo una de las muchas frases memorables en las letras de esta canción sobre dudas y compromisos.

“Big Inner” es un gran disco que parece haber sido creado en una época en la que no había shuffle y los discos se escuchaban de principio a fin.  

Cuarenta y dos minutos que bien vale la pena que inviertas en la música de Matthew E. White.

Álbum recomendado: “Big Inner”
Matthew E. White
[Domino; 2013]
90 pesos en iTunes