¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Religión

El día que el abad de la Basílica de Guadalupe negó la existencia de Juan Diego

Indigo Staff

Guillermo Schulenburg Prado quizá sea el abad más recordado de la Basílica de Guadalupe, entre otras cosas, por su oposición a la canonización de Juan Diego. Incluso, por la negación […]


Dic 12, 2017
Lectura 3 min
portada post

Guillermo Schulenburg Prado quizá sea el abad más recordado de la Basílica de Guadalupe, entre otras cosas, por su oposición a la canonización de Juan Diego. Incluso, por la negación de su existencia.

Desde 1996, Schulenburg realizó polémicas declaraciones para la amplia comunidad católica en México, tras asegurar que tras intentos por encontrar los restos de Juan Diego, estos nunca fueron hallados.

Apoyado en arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Schulenburg tenía la inquietud de hallar los restos y una ermita en la que supuestamente vivió el indígena Juan Diego que, de acuerdo con las creencias, habría sido la persona que presenció las apariciones de la Virgen de Guadalupe.

Luego de diversas investigaciones, Schulenburg Prado desmintió toda creencia en torno a Juan Diego. Afirmó que los restos encontrados en la “Antigua Parroquia de Indios”, ubicada a un lado de la Basílica, pertenecían a personas que vivieron un siglo después de la época en la que vivió este personaje.

Estas afirmaciones, llevaron a que en 1996 el cardenal Norberto Rivera lo expulsara de la Basílica, por su oposición a la creencia de la existencia de Juan Diego y, por ende, de las apariciones de la Virgen.

En entrevistas con medios de comunicación, Schulenburg replicó a su iglesia al aseverar que de los vestigios investigados, la figura de Juan Diego debió haber sido resaltada. Es decir, con un mausoleo que destacara o diera cuenta que era él.

Asimismo, detalló que testimonios del primer abad de la Basílica, don Juan Alarcón y Ocaña, quien ocupó ese cargo entre 1751 y 1757, también emprendió la búsqueda de los restos; pero, al observar que si seguía avanzando podría poner en peligro la estructura de la capilla, prefirió desistir tras no hallar ningún rastro del hoy canonizado.

Durante 33 años, Schulenburg, fue abad de La Villa Basílica. De hecho, es el responsable de haber construido el actual recinto entre los años 1974 y 1976. Una persona cercana a personajes de la política y empresarios de la talla de Emilio Azcárraga Milmo. Falleció a los 93 años en julio del 2009.

De acuerdo con la tradición católica, Juan Diego Cuauhtlatoatzin fue un indígena de origen chichimeca que presenció la aparición de la Virgen de Guadalupe en 1531. En el año 2002, fue canonizado por el papa Juan Pablo II tras atribuirle más de una decena de milagros.

A Schuñenburg se le hacía sorprendente que la creencia alrededor de Juan Diego siguiera tan presente en el catolicismo mexicano. Consideraba que debían buscarse las pruebas para probar de manera objetiva esa parte de la historia religiosa en el país.


Notas relacionadas

Ago 5, 2019
Lectura 6 min

Religión

Prohibir la modestia en países bajos

Mariana Recamier


Ago 5, 2019 Lectura 6 min

Jun 18, 2019
Lectura 2 min

Jun 11, 2019
Lectura 3 min

Comentarios