En México, cada vez son más los emprendedores que optan por el coworking

¿Cuál es el mejor lugar para trabajar? ¿Conviene un espacio cerrado o abierto? Las reglas no están escritas, pero hay una tendencia que está en ascenso en México y que es la preferida de la Generación Millennial, la cual equivale a la cuarta parte de la población del país, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Se trata de los espacios de coworking, los cuales destacan por la colaboración y la cooperación. Son espacios abiertos, en los que los emprendedores, pymes y otros rubros comparten su área laboral.

No solamente son una alternativa más económica para las startups (en comparación con la renta de una oficina, por ejemplo), también son lugares que brindan herramientas necesarias para desempeñar las labores de una oficina. Y el hecho de compartir con otras empresas o emprendedores, aumenta la red de contactos.

Y es que para la Generación Millennial ésta opción es la mejor manera de emprender. Se tienen ideas innovadoras en todo momento, las juntas laborales se pueden dar en una plática en el sillón que acompaña a las áreas abiertas y colaborativas.

Para los millennials es prioridad tener una oficina o un espacio para trabajar que sea accesible económicamente hablando, atractivo, acogedor y que simule la comodidad del hogar. Sobre todo si se toma en cuenta que los integrantes de esta generación pueden llegar a cambiar de empleo 15 veces antes de llegar a los 38 años, según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Los espacios de coworking tienen desde el año 2000 en ciudades como Nueva York y San Francisco y su concepto se ha ido modificando a las necesidades de los emprendedores, los freelancers y las pymes.

Este tipo de lugar de trabajo es “bueno, bonito y barato”, lo que lo convierte en algo más que una tendencia, ya que las ideas y el trabajo en equipo están a la orden del día.

Otra ventaja para la Generación Millennial es que suelen ser espacios creativos y sin códigos estrictos de vestimenta.

Además, el cowork también beneficia a las pymes porque impulsa la creación de eventos para networking, encuentros con inversionistas y es proclive a dinámicas como happy hours semanales y reuniones de índole social entre los empleados.

Inclusive es una tendencia que en México ya se ha adoptado por empresas y grandes corporaciones que, si bien no cambian la infraestructura de sus instalaciones, adecúan algunos espacios de las mismas para que sean más colaborativos, creativos y modernos.

El coworking en México poco a poco ha dejado de ser una “moda” para convertirse en el espacio para una nueva clase de profesionistas, que gozan de libertad en el horario, áreas de trabajo abiertas –e informales–, así como en comodidad a todas horas.

Cowork en una misma empresa

Aunque hay corporaciones y empresas establecidas, que son un emblema para la sociedad y la economía en países como México, los millennials son la generación más grande en la fuerza laboral actualmente (si no lo crees, tan sólo piensa en Mark Zuckerberg), por lo que su manera de trabajar y ver la vida se ha vuelto un aprendizaje para las grandes empresas.

De hecho, muchas de ellas están adaptando sus áreas de trabajo y están optando por imitar a la Generación del Milenio, con el fin de fusionar la formalidad y la inversión “clásica”, con la frescura de las tendencias como el coworking.

Y es que, a pesar de que el millennial suele ser impulsivo, impaciente y hasta caprichoso, también es innovador, creativo y rápido a la hora de darle vida a las ideas. Además, conforma a la generación que toma riesgos, que emprende y que cree en poder obetener el éxito antes que caer en el fracaso.

Por si fuera poco, no se conforma y siempre está en constante evolución e innovación.

Los ejemplos de esto son el rompimiento de las barreras entre departamentos dentro de las empresas, así como de protocolos como juntas “exclusivas”. Se incluye a los empleados en las decisiones de peso y se realizan cambios tan sencillos como dejar la puerta abierta del CEO, con el fin de que cualquiera se pueda acercar con una sugerencia o idea brillante.

Beneficios del coworking

“Dos cabezas piensan mejor que una” dice el dicho y si son 50 cabezas, se puede crear una startup exitosa. Entre las grandes ventajas que tienen los espacios colaborativos de cowork están:

>> Se reducen significativamente los costos

>>  Se fomentan los espacios colaborativos

>> Enaltece el trabajo en equipo

>> Fortalece la identidad de las pymes (o startups)

>> Establece puntos de encuentro

>>  Genera networking y red de contactos