http://www.youtube.com/watch?v=9FtXb5H0Ljk

Este grupo encabezado por Liam Fray –cuya semejanza al Gallagher de la época “Be Here Now” no ayudaba a la causa de diferenciación– estaba destinado a convertirse en la nueva gran banda británica en 2008. Tres discos y cinco años después, eso no ha pasado.

La asociación de palabras Liam + Manchester nos sigue llevando a Oasis, o por lo menos a su banda de repuesto Beady Eye, y no a The Courteneers, muy a pesar de que su música no carece de momentos de brillantez. 

Para prueba está la energética “Not Nineteen Forever”, single de su disco debut, la cual ha tenido un pequeño renacimiento en los últimos días al ser declarada el himno oficial del vigésimo título de liga del Manchester United*1. Un tema de trasnochadores sobre la celeridad de la juventud, con un incansable ritmo marcial que es una de las dos canciones de la banda que merece estar en cualquier top de tracks creadas en Manchester*2.

The Courteneers simplemente no ha tenido suerte y se ha ganado el título de ser la banda menos famosa de Inglaterra que aún puede tener una gira nacional totalmente vendida. 

“St. Jude”, su álbum debut producido por el mítico Stephen Street –hombre detrás de los controles en discos de Morrissey y Blur–, no se vendió como se esperaba pese a tener canciones construidas para ser éxitos festivaleros, como la intensa “Cavorting”. 

Su siguiente álbum, “Falcon”, fue víctima de la maldición del segundo disco y fue relegado a la intrascendencia.

Al inicio de este año, la banda lanzó “Anna”, su tercer disco que con canciones como “Lose Control” muestra una clara mejora respecto al anterior. Sin embargo, a pesar de debutar en la segunda posición de los charts británicos, su salida fue anticlimática. Simplemente su momento había pasado*3.

Pese a todo su esfuerzo y una clara posición respecto al lineaje musical de su ciudad, The Courteeners están condenados a ocupar una posición secundaria. Otra prueba de que no todos los grupos están destinados a la grandeza. The Courteener son simplemente casi famosos.

* El club podrá no estar disputando las semifinales de la Champions League, pero cuando se trata de música, ManU es definitivamente el club número uno. Un equipo con la audacia suficiente de crear ambiente en la tribunas al poner a The Smiths y The Stone Roses en el sonido del estadio antes de un juego.

* La otra es “Smiths Disco”, una canción que es casi un chiste local sobre la ansiedad que provoca ir a una fiesta inspirada en las canciones de Morrissey & Marr, y que extrapola las sufridas letras fashionistas de “This Charming Man”. El hecho de que “Smiths Disco” fuera el lado “b” del sencillo de “Not Nineteen Forever”, quiere decir que The Courteeners pudiera haber dejado de hacer música después de ese sencillo inicial y su contribución a la música de Manchester hubiera quedado en la misma posición.

* Es lo que le va a suceder a Azealia Banks si no se apresura a sacar su ultra retrasado álbum debut “Broke With Expensive Taste”.