No es común que críticos de jazz y de música pop vía indie rock se pongan de acuerdo en el veredicto de un álbum. Pero cuando se trata del saxofonista Colin Stetson, ambos mundos musicales se fusionan para rendir honor a su trabajo.  

Sin hacer mucho ruido, el currículum de Stetson como músico acumula una impresionante lista de colaboraciones: Tom Waits, Arcade Fire, David Byrne, Bon Iver, Feist, TV on the Radio, LCD Soundsystem, The National y hasta Godspeed You! Black Emperor. 

Colin ha pisado festivales tan indie como el “SXSW” de Austin y la serie de “All Tomorrow’s Parties”, hasta festivales internacionales de jazz como los de Montreal y Vancouver. 

El cúmulo de estas experiencias le ha permitido crear un cuerpo de trabajo como solista muy versátil. Stetson ha recibido amplio reconocimiento a partir de la serie de álbumes bajo el concepto “New history warfare”, que le ha valido incluso ser nominado al Polaris Music Prize, la distinción musical más alta en Canadá (en 2012 el premio fue otorgado a “Metals” de Feist, álbum en el que él participó).  

Ahora con “To see more light”, el tercer volumen de esa serie, Stetson descarga su furia creativa en imponentes piezas que, por increíble que parezca, tocan base en los siguientes géneros musicales: jazz, drone, metal, industrial, minimalismo, noise, pop y hasta soul. 

“To see more light” fue producido por Ben Frost, reconocido y respetado músico experimental australiano, y cuenta con la participación vocal de Justin Vernon, mejor conocido como Bon Iver, en cuatro de los tracks. El que más llama la atención es “Brute”, en donde la delicada voz de Vernon se transforma para acompañar una de las canciones con mayor punch metal.   

Para este álbum, Stetson se valió de una voz masculina como la de Bon Iver, a diferencia de “Judges” (2011), el segundo volumen de la serie “New history warfare”, que usó las voces femeninas de Laurie Anderson y Shara Worden, la vocalista de My Brightest Diamond. 

En “To see more light”, Colin Stetson presume su virtuosismo en el saxofón gracias al dominio de la respiración circular, una  técnica que evita la interrupción del sonido de su instrumento al respirar. Esto resulta esencial, ya que el álbum fue grabado en sesiones en vivo, excepto por la voz de Justin Vernon. 

Es un álbum desafiante, con el track principal homónimo corriendo por encima de los 15 minutos.Pero si estás abierto a disfrutar de música experimental, avant–garde, “To see more light” es sin duda una de las mejores experiencias musicales en lo que va del año.

— Álbum recomendado: “To see more light”
Colin Stetson
(Constellation; 2013)
120 pesos en iTunes