Reporte Indigo

GASTRONOMíA

Claudia Ruíz, la indígena tzotzil considerada promesa de la gastronomía en The World’s 50 Best

50 Best Restaurants ha publicado su listado de las personas identificadas como las próximas promesas y líderes de la gastronomía mundial llamada 50 Next y en la que aparece Claudia Ruíz, un joven indígena tzotzil originaria de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

De acuerdo con la lista, Claudia se encuentra sobre más de 700 candidatos que enviaron sus solicitudes y de los cuales sólo fueron seleccionados 50 talentos por parte de Basque Culinary Center.

Por esta razón es que la joven mexicana ha sido seleccionada como una de las promesas y líderes de la próxima generación en el ámbito gastronómico.

Precisamente, el listado colocó a Claudia Albertina Ruíz en la categoría de “Pioneros de la Hospitalidad“, junto a otros jóvenes menores de 35 años que provienen de 34 países a lo largo de seis continentes.

“Tuve la fortuna de pasar una semana con Claudia Albertina en su pueblo en Chiapas”, declara el chef René Redzepi sobre su inclusión en el listado.

También lee: “Hagamos país”: Fallece Yuri de Gortari, experto y promotor de la gastronomía mexicana

Parte de esta nominación se debe a que Claudia fue la primera indígena tzotzil egresada de la Licenciatura en Gastronomía en la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.

Y no sólo esto, sino que la joven promesa también fue la primera en publicar una tesis en una lengua madre, debido a que está orgullosa de sus raíces.

Una vez egresada, se dirigió a la Ciudad de México para trabajar en Pujol y Máximo Bistrot, de los chefs Enrique Olvera y Eduardo García respectivamente. Posteriormente regresó a San Cristóbal de las Casas para abrir dos proyectos propios: Kokono’ y Albertina.

“Me impresionó su fuerza de voluntad, su conocimiento de los alimentos y y su instinto sobre el rol de la comida en todas las ramas de la vida y sociedad. Es un modelo a seguir para la gente que encuentra lo difícil que es incluso atreverse a soñar, incluso esperar que ese sueño se convierta en realidad. Ella ha probado que eso es posible, y quizá ahora más que nunca, necesitamos que gente con orígenes indígenas tengan una plataforma para compartir sus habilidades y conocimiento ancestral con el mundo”, agregó Redzepi.

Exit mobile version