¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

Cine

Cine de autor regiomontano

Diana González

Hablar de Jesús Mario Lozano y de su cine es hablar de una propuesta cinematográfica y de hacer un cine sumamente distinguible: en la tierra de la carne asada, el refinamiento, la inteligencia y el academicismo son elementos que pocas veces están reunidos en una misma pieza.

Escritor, productor y director de sus propios filmes, Jesús Mario ha completado su “tercia de ases” al estrenar, este fin de semana a nivel nacional, “Ventanas al mar”. 

Una cinta que fue lanzada el año pasado en el marco del 27º Festival Internacional de Cine de Guadalajara.


Dic 5, 2013
Lectura 7 min
portada post

‘Ventanas...’ se exhibió en Shanghai, China, donde no solo se llenaron las salas durante las proyecciones, sino que el público llevó cámaras para grabar y conservar la cinta

http://www.youtube.com/watch?v=7qSmBRAwcNU

Hablar de Jesús Mario Lozano y de su cine es hablar de una propuesta cinematográfica y de hacer un cine sumamente distinguible: en la tierra de la carne asada, el refinamiento, la inteligencia y el academicismo son elementos que pocas veces están reunidos en una misma pieza.

Escritor, productor y director de sus propios filmes, Jesús Mario ha completado su “tercia de ases” al estrenar, este fin de semana a nivel nacional, “Ventanas al mar”. 

Una cinta que fue lanzada el año pasado en el marco del 27º Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Lozano comenta en entrevista para Reporte Indigo que “el periodo en que se presenta una película en festivales es un momento muy gozoso, porque es la primera vez que se le presenta al público. Pero también es un momento extraño, ya que, generalmente, la audiencia de festival no es la misma que asiste a los cines, de modo que su reacción puede ser muy inesperada y eso puede ponerme muy ansioso”.

Sin embargo, el periodo de presentación de “Ventanas al mar” en festivales lo considera extraordinario, “porque en distintas ciudades he percibido una conexión intensa del público con los personajes de la película, y un interés por conocer más de sus vidas y de sus biografías ficticias”. 

Y no es de extrañar lo que comenta el cineasta si atendemos a su trayectoria como estudioso y director teatral, área en la que cuenta con trabajos como: “El país de los dioses”, “Paradiso”, “El banquete”, “El resto es silencio” y “Salomé”.

De hecho, su experiencia como director de teatro es previa a la cinematográfica, pues fue durante una gira por México de la obra “El banquete”, que realiza el documental “El banquete, una procesión”; su primera incursión al cine y por la cual recibió excelentes criticas e incluso diversos premios.

A partir de entonces realizó los cortometrajes: “Elogio del triangulo”, “Blancas mariposas”, “A la salida” y “La playa”, para debutar con largometraje en el 2005. 

“Así” es una propuesta innovadora y formalista que le valió su estreno en la 62º Mostra de Venezia en la Sección de la Semana Internacional de la Crítica, donde fue recibida gratamente por la crítica internacional.

Su siguiente trabajo “Más allá de mí” se estrenó en el 2008 en el marco de la 23 edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, pero el efecto que ha logrado en círculos específicos de audiencia con “Ventanas al mar”, ha sido cosa aparte:

“En el Festival Latino de Chicago se hicieron pequeños clubes de fans para los personajes y los actores de esta película, e incluso algunos aún siguen vigentes, como el formado alrededor de la actriz Natalia Córdova, quien tiene una participación protagónica en ella”. 

“En dicho festival”, comenta Jesús Mario, “las salas estuvieron llenas y la gente se sentaba en los pasillos; fue muy emocionante ver la emotiva reacción tanto del público latino de Estados Unidos y el de los propios anglosajones”. 

“Ventanas al mar” también se exhibió en Shanghai, China, donde no solo se llenaron las salas durante las proyecciones, sino que se presentaron problemas durante la segunda y tercera función, debido a que una gran cantidad de público llevó cámaras para grabar la película para conservarla (en China es muy difícil exhibir comercialmente cine extranjero y casi imposibles de obtener por vía legal). 

Con la pasión del teatro

Pero quizá pocas cosas fueron tan divertidas para el cineasta y su elenco, como lo sucedido en el Festival de Santo Domingo, donde la gente le hablaba a los personajes durante la proyección misma, haciéndoles alguna crítica o sugiriendo lo que debían hacer ante las problemáticas de la trama. 

En el aspecto académico, “Ventanas al mar” fue invitada por el gran crítico y profesor Paul Julian Smith para que se presentara en un simposio de críticos e investigadores, donde después de su proyección surgieron interpretaciones muy interesantes desde la perspectiva de género y filosófica.

Pero para el cineasta, quizá la más sensible de todas estas experiencias de proyección fue la del Festival de Monterrey y la celebración del 15 aniversario de la Cineteca Nuevo León, porque Monterrey no solo es la ciudad de origen de Jesús Mario Lozano, sino que es en donde radican su familia y amigos, mismos que pudieron acompañarlo en la proyección local de la cinta.

“El hecho de compartir tanto trabajo con tu gente más cercana es importante. La excelente reacción del público en Monterrey me emocionó, porque como escribí el guión en esta ciudad, creo que la película de algún modo, más implícito que explícito, refleja las preocupaciones y los deseos de quienes vivimos en esa ciudad”, ratifica el también guionista. 

Pero las satisfacciones con “Ventanas al mar” no han sido solo emocionales: concluido el período por festivales y presentaciones a partir de Guadalajara, la película se ha vendido a una veintena de países, especialmente de América.

En contrapartida, la gran pérdida que el director experimentó fue nada menos que la muerte de Don Fernando Guillén, actor “almodovariano” por excelencia, cuya actuación en “Ventanas al mar” fue su gran despedida del cine y de la vida.

“Creo que jamás voy a recuperarme de la muerte de Fernando, es más, me niego a aceptarla, no la creo, no se ha ido, porque yo lo sigo viendo en cada proyección de la película tal como era: radiante, alegre, brillante, eterno”. 

Y esa relación entre director y actor, tiene una explicación aún más emotiva, pues según cuenta Jesús Mario, encontró a Fernando cuando su primera película, “Así”, se estaba presentando en festivales alrededor del mundo. Ellos se conocieron en Barcelona, donde el gran actor español le prometió al joven cineasta regiomontano que participaría con él, incluso si no hubiera forma de pagarle sus honorarios.

“Creo que esa frase me dio fuerza para seguir luchando por lograr que la película fuera una realidad”, comenta el cineasta, quien acaba de finalizar un largometraje documental que forma parte un proyecto (en cinco entregas) relacionado con las pinturas coloniales del género de castas llamado “La sangre bárbara”, y el cual estrenará el próximo año. 

Por ello, su primer documental no será el ultimo, pues “hace solo unos días acabo de regresar de Nueva York donde finalicé el rodaje de otro largometraje documental titulado “Philosophy queen”, sobre la filósofa más importante de Estados Unidos (y quizá del mundo), la Dra. Avital Ronell”. Un tema que le llevó a realizar grabaciones en París y Nueva York durante tres años, y con el cual ahora inicia el proceso de postproducción.

Frente al estreno comercial de “Ventanas al mar”, Jesús Mario Lozano se siento muy emocionado porque “el momento más importante de un filme es cuando se puede ver en salas cinematográficas del país de uno. Todo el trabajo, la entrega y el amor de tantos de nosotros por este proyecto estará a disposición del espectador, para que ojalá acepte acompañarnos en este sueño cinematográfico llamado “Ventanas al mar”.


Notas relacionadas
doPlay

Dic 14, 2018

Cine

Las entrañas de Roma

Hidalgo Neira


Dic 14, 2018

Dic 12, 2018
Lectura 2 min

doPlay

Dic 11, 2018

Comentarios