Primero, lo importante: tienes que ver la IMPRESIONANTE portada que es la imagen del #Popcast de hoy.

Probablemente esa es la razón por la que empezaste a leer este artículo. Un enrojecido Juanga en sus años de gloria, reinterpretado como un cegador “poster boy” latinoamericano.  

No tenía idea de quiénes eran Ases Falsos, ni a que sonaba su música. Esa llamativa portada que brotó hace algunas semanas en la Timeline de mi Facebook, hizo que escuchar “Juventud Americana” se convirtiera en una necesidad.

El hecho de que la música del joven grupo chileno estuviera a la altura de la calidad de la portada, fue una sorpresa agradable.

“Pacífico”, una de las canciones más interesantes del disco, es la mejor oda al amor submarino desde “El Sirenito” de Rigo Tovar y su Costa Azul. Los elementos que sostienen a la canción –una guitarra relajada y un sintetizador de fondo– llegan por oleadas y permiten que la canción parezca reinventarse cada medio minuto.

La irreverencia de la banda, que por momentos te hace recordar a Los Prisioneros de “We Are Sudamerican Rockers”, es uno de los motores que impulsan al disco. ¿Que más se puede pedir de un grupo cuyo anterior nombre era Fother Muckers?

“Venir es Fácil”, con su sonido de new wave casi artesanal, es una canción cuyo comentario social no sacrifica la calidad de crear un coro pegajoso.

“No soy ni nunca seré un artista nacional”, canta con urgencia el vocalista Cristóbal Briceño en “Estudiar y Trabajar”, cimentando el status independiente de la banda. Una canción que parece más una declaración de principios y que incluye letras memorables como “No le quiero trabajar a un cobarde ganador que en su vida se leyó algún libro porque si, por el placer de descubrir”.

“Juventud Americana” simplemente es otra prueba de que la mejor música en español actualmente se está haciendo en Chile.

Una buena portada, aún en la era del MP3, importa. Pero las peculiares canciones de Ases Falsos se han quedado Siempre En Mi Mente (Juanga dixit) y me han hecho volver y volver a escuchar el álbum, aún cuando la novedad de la portada haya quedado ya en el pasado.