Es lamentable escuchar que Morena habla una y otra vez de politiquería, pero nunca de los millones de mexicanos que arriesgan su vida subiéndose en el Metro de la capital del país.

¿Cómo se atreven a querer representar al pueblo de México? Acosan a la oposición, pero no dicen una sola palabra del colapso brutal que hay en el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Entre otras cosas, porque no se han subido al Metro, viven en el privilegio. Este sistema de transporte está pasando por una de sus peores tragedias. Después de un año, no hay una sola persona en la cárcel por lo sucedido en la Línea 12.

Hace unos días se incendió la Línea 9, también la Línea 2. Más de cuatro millones de mexicanos se suben al Metro y en Morena están callados, están simple y sencillamente haciendo como que no pasa nada… y pasa mucho.

Lamentablemente siempre pasa algo en el transporte público de la ciudad, cuando no se cae, explota.

Ponen en riesgo a millones de mexicanos mientras la señora Claudia Sheinbaum, una de las “corcholatas” favoritas de López Obrador, anda en campaña, en lugar de darles respuestas a los capitalinos.

Ya ha ordenado el Instituto Nacional Electoral que todas las “corcholatas” bajen su propaganda, y ha dicho que es ilegal y es inconstitucional.

Le envío un mensaje claro a la señora Claudia Sheinbaum: Haga caso, baje su propaganda y póngase a trabajar a favor de los mexicanos.

En este Gobierno no solo callan mientras hacen campaña, también son ineficientes y corruptos. Se están robando el dinero de los mexicanos a través de la Refinería Olmeca, en Dos Bocas, y la verdad es que no refina. Esa es la verdad, aunque no le guste a López Obrador.

A la par, claramente México vive un problema grave de inseguridad ¿saben quién de Morena o de sus comparsas habla de la inseguridad que está matando a los mexicanos? nadie ¿Saben por qué no? porque tienen un convenio con el crimen organizado y eso es terrible.

Más de 120 mil asesinatos y Morena simplemente calla. La historia se los cobrará y es un hecho que van a dejar de gobernar. No hay plazo que no se cumpla ni fecha que no llegue.