¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Opinión

Para un niño nacido en 1979 la tecnología nunca lucía como algo complejo. Larga historia en pocos caracteres: cuando mi madre era niña, mi abuelo le regalaba cámaras fotográficas, eso le generó un fanatismo no solo por esas primeras cámaras Kodak Brownie, sino por las cámaras y proyectores de cine de 8mm de uso casero.

Teniendo esta referencia, en mi infancia jugaba a lado del televisor con el que mis padres vieron la llegada del hombre a la luna, tornamesas RCA portátiles (esas de maleta), videocaseteras y videocámaras en formato Beta, y una computadora 486 marca Elektra con monitor ámbar monocromático. Debo confesar que incluso mi madre pagó largas distancias a Querétaro solo para conectarnos a internet vía DialUp.

A 30 años, mi vida sigue inmersa en la tecnología, pero hoy ya no corro a lado de gadgets, lo hacen mis hijos. En las mañanas me levanto y mido mi peso con una báscula que además de decirme si estoy más gordo me da el índice de masa muscular y el porcentaje de grasa.

Ya no veo la televisión solo en la pantalla de la sala, también lo hago en mi teléfono, prácticamente en cualquier lugar de mi hogar (evito hacerlo en el baño, obvio). De igual suerte, me informo pidiéndole a Google o Alexa que me digan qué es lo que está pasando en el mundo. Hoy parecería sencillo, pero hace tres décadas, era algo que solo se veía en Back To The Future II.

La tecnología estuvo, está y estará en todos en todos lados: forma parte de nuestras vidas, generándonos anécdotas y tendiéndonos su mano hacia el futuro

Ahora que, si de futuro hablamos pongamos esto en la mira: la Consummer Technology Asociation (CTA) estima que en los próximos 10 años veremos no únicamente la popularización (y baja de precio) de los autos eléctricos, también transporte compartido mediante el uso de vehículos voladores.

La CTA también considera que existirán campos de cultivo asistidos y preservados con el apoyo de sensores, drones y tecnologías 5G, así como torneos de videojuegos con igual o más popularidad que la final de la Copa del Mundo y, prácticamente, todos los gadgets conectados a internet (desde una regadera hasta el horno de microondas). De hecho, adelanta que la década del 2020 será de la Inteligencia de las Cosas.

La tecnología estuvo, está y estará en todos en todos lados: forma parte de nuestras vidas, generándonos anécdotas y tendiéndonos su mano hacia el futuro.

Por todo esto, les doy la bienvenida a Geeks y Gadgets, un nuevo espacio aquí en Reporte Índigo en donde iremos desmenuzando lo que este futuro tecnológico nos pone sobre la mesa. Indudablemente tendremos mucho de qué hablar. Comenzamos.


* Esta opinión no refleja la del periódico

Notas relacionadas

Abr 8, 2020
Lectura 3 min

Abr 1, 2020
Lectura 3 min

Geeks y Gadgets

Cuando nos caemos nos levantamos

Luis GyG


Abr 1, 2020 Lectura 3 min

Mar 25, 2020
Lectura 3 min

Geeks y Gadgets

Servicios viralmente responsables

Luis GyG


Mar 25, 2020 Lectura 3 min

Mar 18, 2020
Lectura 3 min

Geeks y Gadgets

Es home office, no chon office

Luis GyG


Mar 18, 2020 Lectura 3 min

Comentarios