El 4 de enero es la fecha en la que se conmemora el Día del Periodista en México, haciendo referencia a la muerte del abogado, literato y periodista Manuel Caballero en 1926, considerado el iniciador del periodismo en México.

Manuel Caballero nació en México en 1849 y su labor periodística generó grandes polémicas, ya que fue el primero en introducir en los diarios nacionales un sentido crítico. Sus trabajos de investigación fueron un gran ejemplo para el periodismo moderno y se lo reconoce como el primer reportero mexicano

El periodismo es una profesión comprometida con la búsqueda de la verdad y la transparencia, su objetivo es proporcionar información fidedigna a la sociedad para fortalecer al Estado democrático. Los periodistas deben contrastar ideas, recolectar datos, recabar testimonios, reconocer otras voces y dar certeza a las personas sobre la información que se transmite para que la sociedad pueda tomar las mejores decisiones.

Por ello, en la actualidad se ha convertido en una de las profesiones que se ha visto más violentada, ocasionando el exilio de los comunicadores, agresiones y desafortunadamente, asesinatos. En el caso de México, es el país más peligroso para ejercer el periodismo, según los datos oficiales del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de enero a noviembre de 2020 se consignaron 230 agresiones a periodistas y 20 asesinatos.

Lamentablemente, el ejercicio periodístico hoy en día también es denostado por el propio titular del Ejecutivo federal quien ocupa sus conferencias matutinas para vilipendiar en contra de diversos periodistas y medios de comunicación que exhiben actos de corrupción durante esta administración.

En contraste, la Cuarta Transformación paga con dinero público a quienes adulan y defienden al régimen.

Sin duda, México y sus instituciones tienen mucho que hacer en favor de quienes ejercen el periodismo, garantizando el derecho humano a la libertad de expresión, a la libertad de prensa, a la libertad de pensamiento y al acceso a la información, ya que sólo así se podrá hablar de un verdadero Estado democrático.