¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
Nacional

MIGRACIONEU

Un paso al sueño migrante

Indigo Staff

Después de muchos años de altibajos, decepciones, intentos truncos y discusiones por tecnicismos, el sueño de más de 11 millones de migrantes indocumentados en Estados Unidos puede materializarse este año.

Lo anterior, luego de que la  ansiada reforma migratoria, proyecto bipartidista denominado S.744, ha librado su primer escoyo: la iniciativa fue aprobada para ser discutida.

Dos votaciones fueron necesarias para enviar la potencial legislación al pleno de la Cámara Alta y permitir la presentación de enmiendas.


Jun 12, 2013
Lectura 6 min

"Solamente porque el proceso ha tenido un comienzo tan prometedor no significa que podemos dar nada por sentado”

- Chuck Schumer

Senador demócrata por Nueva York

La reforma migratoria actual, conocida como S.744, fue planeada por la llamada ‘Pandilla de los Ocho’: cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos

Los demócratas superan a los republicanos en el Senado, lo que hace pensar que el proyecto de ley será aprobado el 4 de julio próximo

Después de muchos años de altibajos, decepciones, intentos truncos y discusiones por tecnicismos, el sueño de más de 11 millones de migrantes indocumentados en Estados Unidos puede materializarse este año.

Lo anterior, luego de que la  ansiada reforma migratoria, proyecto bipartidista denominado S.744, ha librado su primer escoyo: la iniciativa fue aprobada para ser discutida.

Dos votaciones fueron necesarias para enviar la potencial legislación al pleno de la Cámara Alta y permitir la presentación de enmiendas.

Esto sucedió el martes, en un día que puede calificarse como memorable, en el que incluso el mismo mandatario Barack Obama instó a los legisladores a apurar el paso y no estancarse en debates infértiles, y así no defraudar a la enorme masa de indocumentados que han confiado en el actual gobierno demócrata.

Obama insiste que ha llegado “el momento” de dar a los millones de ilegales afincados en la Unión Americana el tan ansiado camino a la ciudadanía.

El mandatario metió presión al Congreso para que le envíe el proyecto de ley a principios del cuarto trimestre del presente año.

Además, la legislación crearía un nuevo programa para que los braceros entren al país y ampliaría el número de visados para empleados de alta capacitación profesional, muy buscados por las firmas de alta tecnología.

Sin embargo, no todo está ganado. 

En un intercambio político, los congresistas republicanos advirtieron que exigirán endurecer la seguridad fronteriza e imponer condiciones más estrictas a quienes intenten legalizar su situación. 

“El proyecto de ley tiene graves defectos”, dijo el líder del GOP (abreviación de Grand Old Party, como también se le conoce al Partido Republicano) en la Cámara Alta, el senador Mitch McConnell.

El juego de ajedrez en el Congreso

Los demócratas son los principales impulsores e interesados en que progrese la reforma migratoria.

El número de escaños repartidos entre liberales y conservadores será de suma importancia para decidir si la iniciativa avanza o sufre un nuevo tropiezo.

Los partidarios de la reforma en favor de los migrantes creen que podrán obtener los 60 votos necesarios para que el proyecto sea aprobado en el Senado antes del 4 de julio.

La situación pinta positiva en la Cámara Alta: los demócratas ocupan 54 asientos y los republicanos 46, pero varios oponentes dijeron que la aprobación no está asegurada.

La comisión bipartidista creadora del plan está compuesta por cuatro políticos de cada bando e intentarán aceptar las enmiendas de los conservadores sobre la seguridad fronteriza y otros temas para lograr la aprobación de la misma, sin endurecer el proceso de la obtención de la ciudadanía.

“Solamente porque el proceso ha tenido un comienzo tan prometedor no significa que podemos dar nada por sentado. 

“Así que recibimos con agrado los aportes constructivos de nuestros colegas, queremos trabajar con ellos”, dijo el senador demócrata por el estado de Nueva York, Chuck Schumer, uno de los autores del boceto migratorio.

Hasta la noche del martes, 16 senadores habían presentado 46 enmiendas al proyecto de ley, incluyendo 11 con estrictas correcciones técnicas.

Del lado demócrata, Patrick Leahy introdujo tres enmiendas, estando una de ellas enfocada en garantizar los mismos derechos a las parejas homosexuales que a las heterosexuales, como el poder solicitar residencia y ciudadanía de la pareja gay que no tiene estatus legal.

En la arena republicana, el senador por el estado de Iowa, Chuck Grassley presentó una enmienda para que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) certifique haber logrado un control efectivo de la frontera con México durante seis meses antes de que los migrantes sin documentos puedan comenzar los trámites para su legalización.

La iniciativa de ley actualmente establece que los interesados pueden iniciar los trámites para su legalización después de que DHS presente al Congreso dos planes de seguridad fronteriza.

“El resultado es que los indocumentados se legalizarán después de que un mero plan sea presentado, aún si los planes tienen fallas”, dijo Grassley. 

“Quiero cambiar eso. El estatus temporal es una legalización permanente de facto. 

“Todos sabemos que nunca será retirado y que nunca terminará”, agregó.

Una reforma frágil

Los ocho autores de la reforma en el Senado se han mantenido unidos hasta el momento para rechazar enmiendas que pondrían en riesgo la esencia de su iniciativa.

 Sin embargo, varios senadores preparan cambios sobre asuntos polémicos como seguridad fronteriza, pago de impuestos atrasados y seguro médico.

Ted Cruz, popular senador republicano por Texas, advirtió que el proyecto de ley tal como está redactado “no será aprobado en la Cámara Baja”, dominada por su partido. 

“Y si llegara a convertirse en ley, no resolverá el problema de inmigración ilegal, lo exacerbará”, dijo.

“La conducta de la Casa Blanca y de los senadores demócratas que adelantan este proceso sugiere que están más interesados en encontrar un tema de campaña para 2014 y 2016 que en arreglar el sistema migratorio”, dijo Cruz. (Con información de AP)

Entendiendo la reforma migratoria

¿Qué dice el proyecto de ley S.744?

> Plazo de 13 años para que inmigrantes que llegaron ilegalmente al país hasta el 31 de diciembre de 2011 obtengan la ciudadanía.

> Endurecer la seguridad de la frontera entre México y Estados Unidos. 

> Nuevo programa de braceros.

> Ampliar el número de visados para empleados de alta capacitación profesional.

> Una posible enmienda es  que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), certifique haber logrado un control efectivo de la frontera con México durante seis meses antes de que los migrantes sin documentos puedan comenzar los trámites.

¿Cuál es el siguiente requisito?

> Obtener 60 votos para que el proyecto sea aprobado en el Senado antes del 4 de julio de 2013. 

¿Quién la impulsa?

> Una comisión bipartidista integrada por cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos, denominada “la Pandilla de los Ocho”.

> Demócratas:
Chuck Schumer (Nueva York) Dick Durbin(Illinois)
Bob Menéndez (Nueva Jersey)  Michael Bennet (Colorado)

> Republicanos:
John McCain (Arizona)
Lindsay Graham (Carolina del Sur) Jeff Flake (Arizona)
Marco Rubio (Florida)


Notas relacionadas

Jul 2, 2014
Lectura 4 min

MIGRACIONEU

¿Niños o criminales?

Pedro Pablo Cortés


Jul 2, 2014 Lectura 4 min

Comentarios