Reporte Indigo

Somos una nación de inmigrantes; George W. Bush

A través de su más reciente libro, el expresidente George W. Bush resaltó el valor que los inmigrantes le han dado a EU

A través de su más reciente libro, el expresidente George W. Bush resaltó el valor que los inmigrantes le han dado a EU

Al hablar de Estados Unidos y de su historia, los inmigrantes salen a la luz como parte de su esencia, como las piezas clave de su desarrollo social, cultural y económico, algo que tiene muy en claro el expresidente George W. Bush.

Durante 18 meses, el republicano enfocó su atención en los inmigrantes y en el valor que le han dado a su país, reflexión que lo motivó a realizar, en ese periodo tiempo, 43 retratos en óleo, rostros que hoy se reflejan en De muchos, uno: Retratos de Inmigrantes Estadounidenses, su más reciente libro publicado

A través de esas páginas, Bush comparte el retrato de personajes como Gilbert Tuhabonye, un hombre que llegó a Estados Unidos desde Burundi, África, tras presenciar una guerra entre las tribus de su país, una lucha que casi lo detiene como deportista profesional.

Asimismo, está pintado el rostro de Madeleine Albright, una política de origen checoslovaco quien, aunque vivió su infancia huyendo de los nazis, años después logró convertirse en la primera secretaria de Estado de los Estados Unidos.

“En estas páginas hay 43 retratos de inmigrantes que he conocido y que he acompañado con sus historias. Pinté personas que escaparon del peligro y la dificultad, y personas que vinieron a perseguir opciones que no existían en sus países nativos (…) Después de todo, somos una nación de inmigrantes”, admitió Bush.

De acuerdo con el expresidente, entre sus principales intenciones al lanzar este libro, fue que las historias y los rostros sirvieran como recordatorio de que la inmigración es sólo una parte de la herencia estadounidense, y que el debate sobre la inmigración se debe humanizar.

Respecto a De muchos, uno: Retratos de Inmigrantes Estadounidenses, Norma Soto Castañeda, internacionalista de la Universidad La Salle, comparte que, aunque es cierto que lo que intentó Bush con esta publicación fue exaltar los impactos positivos que los inmigrantes le han dado a su país, también lo lanzó como una forma de mantenerse en el escenario político e internacional.


Él ya estuvo en la gubernatura por dos periodos, salió, y ahora lo que quiso hacer fueron estos retratos como una forma de que la familia Bush se mantenga en el escenario internacional

Norma Soto Castañeda

Internacionalista de la Universidad La Salle

Pero también, lo hizo para contrarrestar la situación social que existe en todo el país en torno al caso de George Floyd, así como para “dar una especie de tranquilidad y esperanza” a las personas que están viviendo la pandemia o que están tratando de ir hacia Estados Unidos.

“Con este libro lo que se busca decirles (a los migrantes) es: ‘Sí los hemos considerado, sí los hemos apoyados, y una prueba de esto es este texto”, señala Soto Castañeda.

La imagen republicana para George W. Bush

Antes de que se diera a conocer la publicación de De muchos, uno: Retratos de Inmigrantes Estadounidenses, la perspectiva que se tenía de los republicanos hacia los migrantes era en general negativa, debido a las múltiples declaraciones antimigrantes emitidas por el expresidente Donald Trump.

En 2018, por ejemplo, la Oficina del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, consideró racista el que Trump hubiera admitido que su país no quería “gente de mierda”, refiriéndose a los ciudadanos haitianos y salvadoreños.

“Estos comentarios del presidente de Estados Unidos son sorprendentes y vergonzosos. Lo siento, pero no pueden ser definidos de otra manera que como racistas”, confirmó el portavoz de la Oficina.

En ese sentido, la internacionalista Dora Isabel González Ayala, catedrática de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, asegura que el libro de Bush representa un giro de 365 grados a nivel público, pues le da una imagen distinta a algo que por mucho tiempo se le ha criticado a los republicanos.

Así también, de acuerdo con la catedrática, este libro demuestra que se busca dar cierta distancia pública con Donald Trump y sus declaraciones, y que los republicanos pueden utilizar el diálogo de Bush como herramienta para las próximas campañas electorales.

“Va a ser interesante ver cómo se van a manejar. Pero, para que esto tenga mucha más fuerza, van a ser esenciales las actitudes que veamos entre Bush y los republicanos”, asegura González Ayala.

De ese modo, se espera que la más reciente publicación del expresidente influya en la ideología política de los republicanos, y así logren competir con los líderes demócratas, quienes han puesto énfasis en defender el papel migrante tras la llegada de Joe Biden.

También puedes leer: George W. Bush felicita al virtual presidente electo Biden y Kamala Harris

Exit mobile version