La exdiputada italiana Vladimir Luxuria, que en 2006 fue la primera “transgénero” en ser electa en el Parlamento italiano, fue arrestada y liberada ayer en Sochi, Rusia, tras mostrar una bandera con la frase “Ser gay está OK”.

La policía rusa detuvo a la activista afuera del estadio olímpico Shayba, donde estuvo caminando vestida con prendas arcoíris y una peluca enorme mientras gritaba en ruso e inglés la misma frase.

Cuatro hombres llevaron a la salida a la exlegisladora del parlamento italiano que se volvió una importante defensora de los derechos de los transexuales, mientras ella gritaba “¡Tengo boleto!”.

Luxuria, cuyo verdadero nombre es Vladimiro Guadagno, dijo a The Associated Press (AP) que estuvo detenida varias horas antes de ser liberada, y que no le presentaron cargos.

“El problema no era la bandera arcoíris, sino lo que decía”, explicó. “Me dijeron que ya no mostrara cosas como esa”.

Fabio Saccani, el agente de Luxuria, dijo a AP que la policía quiso confiscar la bandera arcoíris y la activista trató de recuperarla. En ese momento fue cuando se la llevaron.

Aparentemente la exdiputada del partido Refundación Comunista viajó a Sochi para promover la causa homosexual en un país considerado represivo hacia los gays. 

(Fuente: Agencias)