La isla en la que se hallaba el volcán submarino que registró una violenta explosión el pasado 15 de enero, ubicada cerca de Tonga, desapareció en su totalidad tras el evento.

La isla del volcán Hunga Tonga-Hunga Ha’apai emergió en medio de Polinesia, por una erupción en diciembre de 2005.

Una imagen tomada por el satélite Sentinel 2 de la Unión Europea el 2 de enero, con otra del Sentinel 1 adquirida 12 horas después de la gran erupción, demuestran la desaparición de la isla.

La segunda imagen pudo ser tomada después de que la nube de vapor y polvo emergida por la erupción se disipó.

La isla, que se ubicaba a unos 45 kilómetros al noroeste de la capital de Tonga, Nuku’alofa, y con una longitud de 500 metros, tomó forma entre dos islas anteriormente formadas por el volcán submarino Hunga Tonga.

Te sugerimos: Cenizas del volcán submarino complican ayuda a Tonga; alerta de tsunami comienza a ceder

En las imágenes captadas tras la erupción solo se observan los vestigios de las dos islas.

El pasado sábado 15 de diciembre, un volcán submarino ubicado en el Océano Pacífico, cerca de Tonga, Nueva Zelanda, hizo erupción, provocando un temible espectáculo.

Las olas obligaron a la población a resguardarse y a las autoridades a realizar una observación marina ante una alerta de Tsunami, la cual remitió el pasado domingo.

La erupción cortó la conexión a internet con Tonga, mientras amigos y familiares en todo el mundo trataban de ponerse en contacto con sus allegados para saber si había heridos. Incluso los sitios del gobierno y otras fuentes oficiales de información seguían sin actualizar el sábado por la tarde.