Científicos de Reino Unido emprenderán una investigación en la que infectarán a 90 pacientes sanos con COVID-19, para analizar con mayor precisión los efectos de esta enfermedad en las personas.

Los 90 voluntarios serán contagiados con la nueva variante, descubierta en Kent, que circula en Inglaterra desde 2020, en lugar de usar otras de las mutaciones.

Se trata de una investigación única en el mundo, en la que se buscará establecer la menor cantidad de virus necesaria para causar la infección.

Antes de ser contagiados, los pacientes podrán recibir alguna de las vacunas candidatas para combatir la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

Esta investigación ayudará a los científicos a comprender qué carga viral es necesaria para causar una infección y cómo el sistema inmunitario reacciona al SARS-CoV-2, lo que desembocará en el desarrollo de más vacunas y tratamientos.

TE SUGERIMOS: REGULADOR RUSO AFIRMA QUE SPUTNIK V ES EFECTIVA CONTRA VARIANTE BRITÁNICA DE COVID

Los pacientes que participen en el estudio serán acreedores a una compensación económica.

Kwasi Kwarteng, secretario de Comercio británico, aseguró que el estudio ayudará a encontrar las vacunas mejores y más eficaces para su uso a largo plazo.

“Estos estudios con humanos se llevarán a cabo aquí en Reino Unido y ayudarán a acelerar el conocimiento de los científicos sobre cómo el coronavirus afecta a las personas y podría, en última instancia, impulsar el rápido desarrollo de vacunas”, mencionó.

Este estudio será liderado por el Imperial College de Londres, el Royal Free London NHS Foundation Trust y la empresa clínica hVIVO, pionera en modelos de desafío viral en humanos.