¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Elección2020

Políticas migratorias de los candidatos en EU

Mara Echeverría

Los migrantes que viven en Estados Unidos no pueden votar, sin embargo serán uno de los grupos más impactados por las medidas que el próximo líder de la Casa Blanca emprenda respecto a las personas que buscan ingresar a su país con y sin documentación


Oct 12, 2020
Lectura 5 min
portada post

El panorama para los migrantes en Estados Unidos está en vilo por la elección presidencial. Cada uno de los candidatos tiene una propuesta que parece distinta, mientras se mantiene la expectativa en las campañas. Esta comunidad no puede votar pero es uno de los grupos que más afectaciones recibe, de acuerdo con las políticas migratorias que emprende cada presidente que llega a la Casa Blanca, sin importar el color de su partido político.

El resultado de la elección tendrá un primer impacto entre quienes que no cuentan con documentos y que por ahora, además de enfrentar las deportaciones, también tienen que lidiar con la crisis que ha causado el COVID-19.

El año pasado, en el país norteamericano vivían 50.7 millones de migrantes, que representaron en 15.4% de la población total. De ellos, 10.5 millones son personas no documentadas, de acuerdo con datos del Anuario de Migración y Remesas México 2020, elaborado por BBVA Research.

Alejandra, una mexicana que vive en Nueva York desde hace más de una década, relata que desde que Donald Trump llegó a la presidencia viven con un mayor temor de ser deportados y con mayor frecuencia son blanco de agresiones en las calles.

“Se ha vuelto más difícil la situación. En donde yo vivo somos muchos latinos, entre nosotros nos cuidamos y nos ayudamos y algunos regresaron a sus países después de que ganó Trump. Salimos menos, procuramos estar en casa para evitar las redadas, más con la pandemia.

La verdad es que, sea quien sea el presidente, la situación no cambia mucho para nosotros que ya vivimos acá, pero es más difícil para los que quieren llegar

- Alejandra

Estados

Este endurecimiento de las políticas migratorias es real. Con la “Política de Tolerancia Cero”, impulsada por el presidente Donald Trump, fueron separados cerca de dos mil 600 niñas, niños y adolescentes migrantes de sus familiares entre abril y junio de 2018, hasta que la Corte ordenó suspender esta política. Entre los separados durante estos tres meses hay 64 niños y niñas con 4 años o menos.

Estados Unidos es un sueño de migrantes, sobre todo de México y del Triángulo del Norte de Centroamérica, que comprende a Honduras, Guatemala y El Salvador, quienes abandonan sus países debido a los altos niveles de pobreza e inseguridad que viven.

Promesas de campaña y políticas migratorias

Trump prometió en 2016 construir un muro en la frontera con México y lo ha hecho sin ladrillos ni cemento. El mandatario puede presumir esto como un logro al que se suman sus intentos por frenar la protección a los dreamers y la cancelación temporal de permisos de trabajo.

“El presidente Trump ha lanzado insultos contra los migrantes latinos, ha bloqueado las solicitudes de asilo, recortó las admisiones de refugiados y ha tratado de presionar al Congreso para que elimine la migración legal por peticiones familiares”, declara Susan Ferriss, investigadora del Centro para la Integridad Pública.

En su administración, Trump habría reducido la migración legal en 49 por ciento, sin realizar cambios en la ley, de acuerdo con proyecciones de la Fundación Nacional para la Política Estadounidense.

En esta nueva campaña electoral, con la que el político republicano quiere repetir en la Casa Blanca, mantiene el tono antimigrante que lo llevó a la presidencia en 2016. En su página web, su equipo destaca que “el presidente ha hecho cumplir las leyes de migración para proteger a las comunidades y los empleos estadounidenses”.

Joe Bien parece ir hacia otra dirección. El candidato demócrata prometió detener las deportaciones de personas que viven y trabajan en Estados Unidos 100 días después de asumir el cargo, en caso de que gane la elección. Como parte de esta promesa, el político dijo que establecería prioridades, para dirigir las deportaciones a delincuentes graves.

En su campaña, el mensaje que se difunde es que Biden tomará medidas para poner fin a las políticas migratorias de Trump, trabajará para modernizar el sistema de migración y volverá a posicionar a su país como refugio al revertir las políticas sobre las solicitudes de asilo.

La realidad es que la comunidad migrante hace un aporte al crecimiento de la economía estadounidense al demandar productos y servicios, además de fortalecer su fuerza laboral. En 2019, los migrantes de México y Centroamérica trabajaron, en mayoría, en los sectores de la construcción, y hostelería y esparcimiento, según cifras de BBVA Research.

A menos de un mes de la elección, Joe Biden se mantiene al frente de las preferencias electorales con 51.6 puntos, 9.6 más que Donald Trump

Es por ello que las promesas sobre las políticas que impactan a esta comunidad se mantendrán en el centro de las declaraciones de los candidatos en lo que resta de las campañas y hasta la elección, que se desarrollará el próximo 3 de noviembre.

Por ahora, el demócrata Joe Biden se mantiene al frente de las preferencias electorales con 51.6 puntos, 9.6 más que el republicano Donald Trump, de acuerdo con el último sondeo publicado por RealClearPolitics.

“Parece que Biden va a ganar y aunque parece menos duro que Trump, no tenemos certeza de lo que va a pasar después de la elección, porque por ahora nos afecta más la pandemia”, comenta Alejandra.

También puedes leer: Inmigrantes juegan papel determinante en crisis sanitaria: David Alberto Rojas Pérez


Notas relacionadas

Sep 21, 2020
Lectura 5 min

Elección2020

El cambio electoral que viene para Bolivia

Mara Echeverría


Sep 21, 2020 Lectura 5 min

Jun 5, 2020
Lectura 5 min

Elección2020

Barack Obama, el contrapeso de Trump

Mara Echeverría


Jun 5, 2020 Lectura 5 min

Comentarios