Los partidos de Renaud Muselier y Marine Le Pen fueron los más votados en la primera vuelta de las elecciones regionales de Francia.

Las y los franceses están cada vez más cerca de presenciar uno de los eventos políticos con mayor importancia para su país: las elecciones presidenciales. Sin embargo, antes de eso, deberán elegir a los partidos que podrían representarlos en 2022.

El pasado 20 de junio, la elección de estos grupos comenzó con la primera vuelta de las elecciones regionales, una jornada que sorprendió a todo Francia y al panorama internacional, debido a que cambiaron las predicciones ya establecidas.

Según los pronósticos, sería el partido de extrema derecha, Agrupación Nacional, el que tomaría el liderazgo de la mano de Marine Le Pen, pero ese lugar se lo llevó el grupo de centro derecha Los Republicanos, liderado por Renaud Muselier.

Por otra parte, al frente del tercer puesto estuvo el Partido Socialista; en cuarto, el Partido Verde, y en el quinto, La República en Marcha, del actual presidente Emmanuel Macron, quien buscará seguir avanzando en la contienda para llegar a reelegirse como jefe de Estado.

En caso de que estas posiciones sigan siendo una constante tras la segunda vuelta de las  regionales, las cuales se llevarán a cabo el próximo 27 de junio, será el actual mandatario quien llegará a pelear por la silla presidencial junto a los representantes de Los Republicanos y la Agrupación Nacional en una jornada que antes sólo era competida entre dos líderes políticos.

Y aunque por ahora se prevé que serán Muselier y Le Pen quienes llegarán a 2022, convirtiéndose así en una amenaza clara para Macron, aún hay posibilidades de que el partido de centro derecha cambie de representante en caso de que la competencia esté bastante reñida.

“En Los Republicanos el problema es evidente, va haber una lucha interna por quién podría ser el candidato final, y no sabemos qué tan unidos están para enfrentar esto (…) Sin embargo, por ahora no hay alguien con la fuerza que tuvo de Macron cuando arrasó con los partidos tradicionales y sus candidatos (en 2017)”, comparte al respecto la doctora Marta Ochman, especialista en política europea y académica del Tecnológico de Monterrey.

De acuerdo con ella, no será sino hasta la segunda vuelta de las regionales que los partidos fortalecerán sus puestos a través de la creación de coaliciones, dándole así una ventaja a los que quedaron en último en estas pasadas elecciones, como el actual presidente.

Para Ochman, no era de extrañarse que el partido que representa Macron quedara entre los menos votados, pues eso se veía reflejado desde que se llevaron a cabo las marchas de Los Chalecos Amarillos, quienes remarcaron constantemente la nula presencia que el jefe de Estado tenía en las regiones francesas.

“No debió haber sorprendido que en las regionales el partido de Macron quedara como el gran derrotado, pues él es un líder que puede tener buena presencia en las grandes ciudades, pero en la provincia es todo lo contrario”, remarca.

En ese sentido, se espera que el presidente pueda, además de lograr coalición con otros partidos tras la segunda vuelta electoral, mejorar su posición implementado diferentes medidas, algo que sus opositores también podrían estar realizando.

Los temas pendientes

Para mejorar su popularidad en la segunda vuelta de las regionales, los candidatos junto a sus respectivos partidos deberán tomar en cuenta diferentes temas para comenzar a trabajarlos y presentarlos ante los votantes.

La doctora Marta Ochman considera al respecto que entre esos asuntos está la recuperación económica, la cual evidentemente se agravó durante la pandemia; la migración, y las políticas verdes, las cuales generalmente llaman la atención de los votantes más jóvenes.

Además, deberán seguir atentos sus propuestas en materia de estabilidad sanitaria, como la producción de vacunas, y evitar la escasez de los materiales sanitarios en hospitales, centros médicos y farmacias.

“Esos serían los temas de mayor énfasis al interior del país(…) Sin embargo, de manera particular, se prevé que Emmanuel Macron va a jugar mucho con la posición de Francia a nivel internacional, así como una mejora en los asuntos laborales y los derechos humanos”, opina la doctora.

Por otro lado, agrega que aunque los electores deberían ver este tipo de cuestiones a la hora de votar, también tendrían que estar atentos a lo que podría haber detrás de cada político, ya que hay ocasiones en los que, aunque cada participante lidera una ideología, durante su gestión demuestran otra.

“Ya no solamente nos debemos fijar en qué partido llega al poder, sino realmente cómo sus representantes evolucionan sus programas sociales. Como Macron, quien aunque se presenta como un líder progresista, algunas de sus medidas claramente son conservadoras y con tintes muy criticables, como su plan de acción en contra del separatismo islámico, el cual implica una intervención del Estado en cuestiones de culto”, añade.

De ese modo, se espera que cada participante en las contiendas regionales siga perfilando las medidas que implementará en caso de llegar a las presidenciales, y sobre todo, hacer un mayor énfasis en que respetará la ideología por la que la gente lo eligió.

También puedes leer: Sujeto cachetea al presidente de Francia, Emmanuel Macron, a la vista de todos (VIDEO)