Reporte Indigo

Los turistas llegaron ya

1.7

millones de viajeros
arribaron a Cuba de enero a mayo, motivados por la reconciliación con EU


"Hubo un real crecimiento en reservaciones de clientes de EU cuando el presidente Obama anunció la flexibilización de las restricciones porque la gente quería ir y ver Cuba antes de que todo cambiara"

Jury Krytiuk

Nash Travel, agencia de viajes canadiense

https://www.youtube.com/watch?v=Krj2UW7_JP4

Aún no se cierra la prisión de Guantánamo y el Congreso de Estados Unidos (EU) todavía no elimina el embargo, pero Cuba ya está recibiendo decenas de miles de turistas estadounidenses.

La agencia EFE reportó ayer que 88 mil 900 estadounidenses viajaron a la isla en los primeros siete meses del año, lo que representa un incremento del 54 por ciento con respecto al 2014.  

El ingreso de viajeros podría aumentar hasta un 70 por ciento, agregó el medio, pues en septiembre comenzarán a salir ferrys de Florida a Cuba y seis compañías ya obtuvieron su licencia de EU.

Especialistas adjudican el fenómeno al anuncio, en diciembre pasado, de los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, sobre la reconciliación de sus países.

Otro factor fue la reinstalación de las embajadas de ambas naciones el 20 de julio, luego de 54 años de ruptura diplomática. 

Este suceso habría motivado también a personas de otras países a viajar a La Habana antes de la “invasión estadounidense”, apuntan analistas.

La Oficina Nacional de Estadísticas e Información de Cuba reporta que, de enero a mayo del presente año, llegaron 1.7 millones de visitantes a la isla, un 15 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.  

Canadá es el país del que provienen más viajeros, pues más de 779 mil 500 personas llegaron de esa nación, 14 por ciento más que en los primeros cinco meses del 2014. 

“(Pero) un turista que llega a la isla caribeña desde Canadá no es necesariamente canadiense. En su lugar, muchos de aquellos que se están apresurando a reservar vacaciones en Cuba son estadounidenses que intentan ganarle a las multitudes antes de que ambos países normalicen sus relaciones”, precisó Bloomberg.  

“Hubo un real crecimiento en reservaciones de clientes de EU cuando el presidente Obama anunció la flexibilización de las restricciones porque la gente quería ir y ver Cuba antes de que todo cambiara”, expuso al medio Jury Krytiuk, de Nash Travel, agencia de viajes en Ontario. 

¿Están listos los cubanos?

Aunque el turismo generó 2 mil 600 millones de dólares en 2014 y es la segunda fuente de ingresos, la infraestructura no está lista para la nueva ola de turistas.

El Ministerio de Turismo informa que el país cuenta con apenas unas 60 mil habitaciones de hotel y la mayoría están en La Habana, por lo que las demás localidades están aun más rezagadas.

“Aquellos que llegan a Santiago encuentran una ciudad rica en historia pero impedida por alojamiento debajo del estándar, pocos restaurantes de calidad y una escasez de diversiones nocturnas”, publicó CBS. 

El diario El Mundo indicó que el grupo hotelero estatal Gaviota construirá tres nuevos hoteles en La Habana vieja, en conjunto con la empresa francesa Bouygues.

Además, agregó el periódico, directivos de la hotelera estadounidense Marriot acudieron en julio a la isla, donde mostraron su interés por construir. 

La situación se complica porque los estadounidenses buscan alojamiento y entretenimiento de lujo, como lo demostró este lunes el primer yate que salió de EU a Cuba.

Y sin ‘embargo’

Antes de que ocurra el verdadero esplendor turístico es necesario que el Congreso estadounidense remueva el embargo, pero los republicanos, que controlan ambas cámaras, han prometido no quitarlo.

“El turismo en sí sigue siendo ilegal bajo el embargo”, aclaró la agencia AP.

Aun así, los estadounidenses eluden la legislación al viajar a la isla desde Canadá o México, o al solicitar permiso dentro de una de las categorías que permite la administración de Obama, como educación, misiones religiosas e investigación.

Una reciente encuesta de The Pew Research Center mostró que 73 por ciento de los estadounidenses quieren que EU elimine el embargo para que puedan hacerse negocios entre ambos países. 

Exit mobile version