Durante el foro Valdái, en Rusia, el presidente Vladimir Putin respondió a preguntas de los expertos participantes, a quienes les reveló su opinión respecto a la capacidad de armas en su país, y las recientes acciones violentas en Crimea.

“Esto es el resultado de la globalización. Vemos que las redes sociales han creado comunidades enteras”, dijo Putin al ser cuestionado respecto al tiroteo en Crimea, donde un joven de 18 años dejó sin vida a 20 personas y a más de 40 heridos.

El autor del crímen, Vladislav Roslyakov, quien se autodisparó en la escuela donde prendió fuego, compartía en sus redes sociales contenido anarquista e imágenes de apoyo a “Novorrosiya”, el nombre que utilizan los prorrusos para reivindicar que Ucrania debe pertenecer a Rusia.

“Gente joven psicológicamente inestable crea héroes falsos. Eso significa que todos nosotros, no sólo en Rusia, sino en el mundo en general, reaccionamos mal a las situaciones que se están creando en todas partes”, agregó el mandatario.

Sus armas letales

El mandatario aseguró que su país destruiría a todo aquel oponente que planeé atacarlos, advirtiendo que serían acabados si lo intentan.

“El agresor debe comprender que el castigo es inevitable, que será destruido. Y nosotros, como víctimas de la agresión, iremos al paraíso”, dijo el mandatario tras preguntarle sobre una posible guerra nuclear.

Putin ordenó en 2016 reforzar el potencial balístico militar de Rusia, así como una modernización de los armamentos, en respuesta a presuntas amenazas de la Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN).

Periodista saudí, la discordia

A menos de un mes de que el periodista saudí Jamal Khashoggi dejara de ser visto en la embajada de Arabia Saudí, y fuera señalado como muerto, el presidente Putin responsabilizó a Estados Unidos del caso.

“Estados Unidos es el responsable de la desaparición del periodista opositor Jamal Khashoggi, porque respondía en territorio norteamericano, no en Rusia”, dijo Putin, refiriéndose a que el saudí colaboraba para el diario estadounidense The Washington Post, donde criticaba al gobierno saudÍ.