"Traemos proyectos de paz, pero para poder alcanzarla es necesaria la desmilitarización por parte del Estado, así como reformas socioeconómicas que refunden la paz”

Iván Márquez

Segundo comandante de las FARC y uno de los portavoces

Después del inicio oficial de las negociaciones de paz entre los representantes del gobierno colombiano y los de la guerrilla de las FARC, el viernes ya se conocieron las posturas de cada parte ante el inicio de esta nueva etapa, lo que puso de manifiesto que el camino hacia la paz no será sencillo.

Y es que las FARC, después de los protocolos necesarios, comenzaron exponiendo su inconformidad con el modelo social y económico de Colombia, con la inversión extranjera y con las fuerzas militares.

La agenda tiene 5 puntos esenciales: participación política, fin del conflicto, narcotráfico y víctimas. El tema es delicado y controversial pero después de 50 años de conflicto y, según cifras oficiales, cerca de 4 millones de víctimas, urge llegar a una resolución. El objetivo final además de encontrar una salida negociada a la guerra es permitir que las FARC puedan hacer política como organización una vez se hayan desarmado.

En los últimos 4 años, según informó el diario El País, las víctimas registradas ante las autoridades judiciales reportaron más de 21 mil homicidios cometidos por las FARC a lo largo del conflicto.