Después de la intempestiva renuncia de Jim Yong Kim a la dirección del Banco Mundial, varios nombres de han barajado para sustituirlo entre ellos el de Ivanka Trump, hija del presidente estadounidense.

La noticia fue dada a conocer por el Financial Times quien, además, agrego a la lista a la ex embajadora estadounidense ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikky Haley.

Otros nombres que suenan fuertes para ocupar la ansiada dirección del órgano rector de las finanzas a nivel mundial, según el diario, son el del subsecretario para Asuntos Internacionales del Tesoro, Davis Malpass y el de Mark Green, jefe de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Estados Unidos es el mayor accionista del banco por lo que, en un acuerdo que no está escrito, designa, mediante el Departamento del Tesoro, al jefe del Banco Mundial desde que este fue fundado tras la Segunda Guerra Mundial.

Recientemente Ivanka cerró su prestigiada marca de ropa para evitar conflictos de intereses pues actualmente forma parte de las delegaciones estadounidenses que viajan alrededor del mundo.

Ivanka, quien es una de las asesoras de su padre, ha sido acusada de emplear en su marca a trabajadores extranjeros, cuando en su discurso ha alentado a las empresas estadounidenses a contratar trabajadores del país.

TE RECOMENDAMOS LEER: TRAS ESCÁNDALOS Y CRÍTICAS, IVANKA TRUMP CIERRA SU MARCA DE MODA