La Conferencia Católica del estado de Nueva York, en Estados Unidos, ha recurrido a las firmas de lobbying más influyentes y bien conectadas de la capital Albany para que le ayuden a bloquear una iniciativa de ley que le facilitaría a víctimas de abuso sexual buscar justicia.

De acuerdo con un reportaje exclusivo de NY Daily News, la organización gastó más de 2.1 millones de dólares en cabildeo de 2007 a finales de 2015. Esto no incluye el grupo de lobbying del propio grupo, señaló el medio.

Melanie Blow, CEO de Stop Abuse Campaign, una ONG que aboga por la protección de los menores de abuso sexual, criticó a la organización religiosa.

“Están dispuestos a gastar cantidades sin límites de dinero para básicamente prevenir que los malos sean castigados por sus actos”, dijo. “Yo creo que lo hacen porque no quieren pagar reparaciones”.

En un correo electrónico, el vocero de la Conferencia Católica, Dennis Poust, declinó hacer comentarios sobre los esfuerzos de cabildeo de su organización.