“Nuestras manos son completamente libres para tomar represalias para reforzar nuestras fronteras occidentales”
Yuri YakubovMinistro de Defensa de Rusia

Dicen que la historia se repite. 

En un intento de detener cualquier posible agresión rusa a Europa, el Pentágono almacenará tanques de batalla, vehículos de infantería y otra artillería pesada para hasta 5 mil tropas estadounidenses en varios países bálitocs y del este de Europa, reportó este fin de semana The New York Times (NYT). 

La propuesta, de ser aprobada, sería la primera vez desde el fin de la Guerra Fría que Estados Unidos (EU) posiciona equipo militar pesado en las naciones miembros de la OTAN en el este de Europa, que habían sido alguna vez parte de la esfera de influencia de la Unión Soviética.

De acuerdo con el diario, esta sería “la más prominente de una serie de acciones” que Estados Unidos y la OTAN han tomado para aumentar sus fuerzas en la región y enviarle un mensaje al presidente de Rusia, Vladimir Putin, que EU defenderá a los miembros de la alianza, aún a los más cercanos a la frontera rusa.

La propuesta actual del Pentágono, que no detalla plazos, es depositar en Lituania, Letonia y Estonia material suficiente para unos 150 soldados en cada país, según NYT. En Polonia, Rumania, Bulgaria y “posiblemente” Hungría, la cantidad sería para unos 750 soldados.

“Este es un cambio de política muy significativo”, le dijo el almirante retirado James G. Stravridis a NYT.

Supuestamente, la propuesta será aprobada antes de la reunión de ministros de Defensa de la OTAN a finales de este mes.

Rusia respondería

Tras la noticia, la respuesta rusa no se hizo esperar. 

“Si equipo militar pesado de EU, incluyendo tanques, baterías de artillería y otro equipo de verdad aparece en países de Europa del este y los bálitocs, ese será la medida más agresiva del Pentágono y la OTAN desde la Guerra Fría”, dijo ayer el ministro ruso de defensa, el General Yuri Yakubov, según Interfax. 

“Rusia no tendrá otra opción más que juntar sus fuerzas y recursos en el frente estratégico occidental”, advirtió. “Nuestras manos son completamente libres para tomar represalias para reforzar nuestras fronteras occidentales”.