La aspirante a la candidatura demócrata para la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha empezado a luchar temprano por el voto latino: ya ha colocado al menos a ocho hispanos en puestos clave de su campaña.

Uno de los cargos más destacados es el de directora de política nacional que ocupa la estadounidense de origen mexicano Amanda Rentería. Betsaida Alcántara, una dominicana, ha sido nombrada nueva directora de planeación de medios. La dreamer peruana Lorella Praeli es la directora de relaciones con la comunidad hispana y Xochitl Hinojosa, de origen mexicano, es directora de prensa hispana, afroamericana, la orientada a la mujer y otras.

“Contratar a un personal diverso y talentoso que refleja la diversidad de nuestro país ha sido y continuará siendo una prioridad para la campaña”, dijo Hinojosa a The Associated Press. “Hemos contratado a latinos para todos los aspectos de la campaña, desde la recaudación de fondos a nuestra operación política a la adopción de varios papeles en estados donde el voto se disputa temprano”. 

Promete apoyo

Clinton ha prometido luchar por una reforma migratoria y se ha declarado en contra de la deportación de dreamers, los jóvenes que fueron llevados ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños.