¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

EU

Jóvenes, supremacistas y #MeToo fueron algunos de los temas del discurso de Obama

Mariana Recamier

Obama abordó en su último discurso la mayoría de problemáticas que atraviesa Estados Unidos. Aunque se enfocó en convocar a las próximas elecciones intermedias, el expresidente también opinó sobre los conflictos que tienen dividida a la sociedad estadounidense


Sep 9, 2018
Lectura 7 min
portada post

En un discurso en la Universidad de Illinois, donde aceptó un premio que reconoce la ética gubernamental, Barack Obama retomó los conflictos de la sociedad estadounidense y aseguró que la única solución a estos problemas es que los ciudadanos salgan a votar en las próximas elecciones intermedias, en especial las generaciones más jóvenes.

“Puedes ser la generación que en un momento crítico se puso de pie y nos recordó lo valioso de este experimento llamado democracia”, dijo el expresidente a los jóvenes.

El demócrata agregó que la mayoría de votantes estadounidenses en la actualidad son jóvenes y es por eso que en ellos radica la posibilidad de un cambio.

“Puedes asegurarte de que Estados Unidos salga del hoyo en que se encuentra. Si realmente te importa, tienes el poder para crear un mejor futuro, pero para ejercer esa influencia tienes que aparecer en las elecciones”, señaló el demócrata.

En el mismo sentido, Obama dijo a las generaciones que saldrán a votar por primera o segunda ocasión que los cambios políticos no se dan a partir del uso de hashtags o quejándose en redes sociales.

El expresidente convocó a votar en las próximas elecciones intermedias a los indignados por el racismo, por la pasividad de los políticos ante los tiroteos en las escuelas o las agresiones sexuales.

“Si apoyas el movimiento #MeToo y estás indignado con las historias de acoso y agresión sexual, debes hacer algo más que retwittear un hashtag. Tienes que votar”.

El expresidente no sólo invitó al voto en su discurso, sino que también compartió su opinión sobre distintos problemas que abruman a la sociedad estadounidense en este momento.

No comenzó con Donald Trump

Entre sus palabras más potentes, Obama aceptó que las divisiones en Estados Unidos no comenzaron con la llegada de Donald Trump a la presidencia.

“No comenzó con Donald Trump. Él es un síntoma, no la causa. Está capitalizando los resentimientos que los políticos han avivado durante años, un miedo y una ira que están enraizados en nuestro pasado”, dijo el demócrata.

No es sobre demócratas contra republicanos

Además, el político estadounidense aceptó en su discurso que la violación a derechos humanos y discriminación a grupos minoritarios no es responsabilidad exclusiva de un sólo partido.

“Esto no es solo una cuestión de demócratas versus republicanos o liberales versus conservadores. En varios momentos de nuestra historia, este tipo de política ha infectado a ambas partes”, aseguró el exmandatario.

Obama aceptó que los demócratas del sur eran los mayores defensores de la esclavitud. Además, señaló que algunos republicanos impulsaron leyes que actualmente protegen los derechos humanos en Estados Unidos.

“Ninguna de las partes ha sido exclusivamente responsable de que retrocedamos en lugar de avanzar”, dijo el expresidente.

Resentimiento en el Partido Republicano

No obstante, el demócrata aseguró que la política de división y resentimiento encontró un hogar en el Partido Republicano en las últimas décadas.

En ese sentido, Obama mencionó que el actual Congreso, integrado por mayoría republicana, defendió la eliminación de leyes de financiación de campaña para otorgar a multimillonarios influencia sobre la política estadounidense.

El expresidente también reclamó a los republicanos por atacar el derecho al voto de minorías y estar en contra de proyectos de ley que benefician a los estadounidenses.

Crisis migratoria

La crisis migratoria también estuvo presente en el discurso de Obama. Sobre este tema, el expresidente declaró que los demócratas están dispuestos a aprobar una reforma migratoria amigable para los ciudadanos de otros países.

“Los demócratas hablan sobre una reforma a nuestro sistema de inmigración para que sea ordenado, justo y legal, pero que reciba a luchadores y soñadores de todo el mundo. Es por eso que soy demócrata. Ese es un conjunto de ideas en las que creo”, declaró el expresidente.

Además, el demócrata crítico la propuesta de Trump sobre colocar un muro en la frontera sur del país.

“No podemos simplemente poner paredes en todo Estados Unidos. Las paredes no excluyen amenazas como el terrorismo o las enfermedades”.

Contra Rusia y Putin
Obama también aprovechó su pronunciamiento en la universidad para externar su opinión sobre el encuentro entre el actual gobierno de Estados Unidos y Rusia.

Están minando nuestras alianzas, haciendo las paces con Rusia. ¿Qué pasó con el Partido Republicano? Su principio central de organización en política exterior era la lucha contra el comunismo y ahora se están codeando con el exjefe de la KGB”, dijo el expresidente.

Trump y el jefe de Estado de Rusia Vladimir Putin se reunieron el pasado 16 de julio en Helsinki. Durante su encuentro, el mandatario estadounidense dijo que no veía ninguna razón por la que Rusia hubiera querido intervenir en el proceso electoral de 2016 en Estados Unidos y aseguró que Putin le había convencido de su inocencia.

“Tengo una gran confianza en mi gente de inteligencia, pero les diré que el presidente Putin fue extremadamente fuerte y poderoso en su negativa el lunes. Simplemente dijo que no es Rusia. Diré esto: no veo ninguna razón por la que sea”, declaró Trump ante la prensa en julio.

No basta con evitar el 10 por ciento de las acciones de Trump

Obama también criticó el artículo de opinión publicado en The New York Times en el que un funcionario de alto rango comparte que el equipo de Trump trabaja desde la Casa Blanca para frenar parte de su programa político.

El autor del texto se asume como parte de la resistencia que pretende preservar las instituciones y contrarrestar los impulsos del presidente de Estados Unidos.

“Así no se supone que funcione nuestra democracia. No nos están haciendo un servicio promoviendo activamente el 90 por ciento de las locuras que están saliendo de la Casa Blanca, y luego diciendo, no se preocupen, estamos evitando el otro 10 por ciento”, dijo el expresidente.

Por la libertad de prensa

Por otra parte, Obama aseguró que los dos partidos de Estados Unidos tienen que respetar la libertad de prensa.

“No debería ser demócrata o republicano amenazar la libertad de prensa porque publican historias que no nos gustan. Me quejé mucho de Fox News, pero nunca amenacé con cerrarlos ni los llamé enemigos de la gente”.

Al contrario, Trump y parte de su círculo político más cercano afirman constantemente que los medios de comunicación sólo publican fake news o noticias falsas para perjudicar al actual gobierno de Estados Unidos.

Por los derechos de las mujeres

En la Universidad de Illinois, Obama también comentó que se deben fortalecer las leyes que protegen a las mujeres para garantizar sus derechos.

“Tenemos que fortalecer y hacer cumplir las leyes que protegen a las mujeres en el lugar de trabajo, no sólo por el acoso, sino también por la discriminación en la contratación y la promoción, y porque no se les paga la misma cantidad por hacer el mismo trabajo que los hombres”, dijo el expresidente.

En contra de los supremacistas

Otro de los temas que abordó Obama durante un par de ocasiones en su discurso fue las protestas de grupos supremacistas.

El expresidente dijo que el voto en las próximas elecciones puede ayudar para que cesen las expresiones de aquellas personas que se sienten superiores por su color de piel.

“Cuando votas, tienes el poder para asegurar que los supremacistas blancos no se sientan envalentonados para marchar con o sin capuchas en Charlottesville a la mitad del día”, expresó.

Obama hizo referencia a las protestas de supremacistas blancos en agosto de 2017.  Al menos una persona murió y 19 resultaron heridas cuando un automóvil conducido por un supuesto supremacista embistió contra una multitud que protestaba en contra de una marcha de ultranacionalistas en Charlottesville, Virginia.

El presidente Donald Trump condenó lo que llamó la violencia de “muchos lados”, pero sus declaraciones fueron criticadas tanto por demócratas como republicanos por no rechazar explícitamente las acciones de los ultranacionalistas.


Notas relacionadas

Nov 15, 2018
Lectura 2 min

EU

La traición de Fox a Trump

Indigo Staff


Nov 15, 2018 Lectura 2 min

Nov 9, 2018
Lectura 2 min

EU

DACA, el programa que Trump no puede frenar

Indigo Staff


Nov 9, 2018 Lectura 2 min

Oct 31, 2018
Lectura 2 min

EU

Trump, cerca de llegar a AL

Indigo Staff


Oct 31, 2018 Lectura 2 min

Oct 30, 2018
Lectura 2 min

Comentarios