Brasil se quedará sin médicos cubanos. Luego de que la expresidenta Dilma Rousseff creara hace cinco años el programa Más Médicos, en el que doctores de la isla se trasladaron a su estado para apoyarlos en esa materia, este miércoles el Ministerio de Salud de Cuba decidió terminar con el convenio.

La decisión del país caribeño se basó en las condiciones que el presidente electo brasileño, Jair Bolsonaro, les impuso para que siguieran acudiendo a su estado.

El ultraderechista declaró en redes sociales que él buscaba que el gobierno cubano les otorgara un salario completo a sus médicos en Brasil, así como la libertad de dejarles llevar a sus familias a vivir con ellos.

“Actualmente Cuba se queda con la mayor parte del salario de los médicos cubanos y restringe la libertad a estos profesionales y sus familias. Más Médicos se están retirando por no aceptar revisar la situación absurda que viola los derechos humanos. ¡Lamentable!”, agregó el exmilitar.

En ese sentido, el gobierno cubano ha declarado que las críticas hacia su estado son injustas y falsas.


“No es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores cubanos que, con el apoyo de sus familias, prestan actualmente servicios en 76 países”, declaró el Ministro de Salud Pública de Cuba

Durante la campaña electoral brasileña, Bolsonaro se mostró contrario a este programa y cuestionó la preparación de los especialistas. Sin embargo, después de su victoria, el ultraderechista declaró que los médicos cubanos podrían quedarse en su país, bajo ciertas condiciones y reglas.

Desde agosto de 2013, cerca de mil 800 profesionales cubanos arribaron a Brasil con el programa, el cual se creó con el objetivo de facilitar la atención médica básica en áreas desfavorecidas y remotas.

De acuerdo con el Ministerio de Salud brasileño, hay un total de 18 mil 240 plazas en cuatro mil 58 municipios. Cerca de ocho mil 400 de ellas están ocupadas por cubanos repartidos en dos mil 885 ciudades.

Más de mil 500 municipios, la mayoría con menos de 20 mil habitantes, sólo tienen médicos cubanos en su programa.

El regreso fugaz de Lula da Silva

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, reapareció. El izquierdista salió este miércoles de prisión para acudir a la Sede de la Justicia Federal en Paraná y, aunque sólo fue liberado por unas horas, hizo declaraciones en contra del gobierno entrante.

“Siento que fui un trofeo de la investigación de (Sergio) Moro en Java Lato”, declaró Lula respecto al próximo ministro de Justicia.

Fue la primera vez que Lula estaba ante unas cámaras desde abril y se esperaba que aprovechara alguna respuesta para soltar un comentario político. En un momento dado, parecía que estaba criticando la gestión de Moro en Java Lato.

“No sé si voy a vivir lo suficiente para que se sepa al verdad porque a los 73 años la naturaleza es implacable. Pero le pido a Dios que en algún momento la historia de este país pueda colocar la verdad de lo que pasó en la Java Lato, que podría ser una cosa hecha correctamente para atrapar a un ladrón y, en mi caso, se tomó un desvío”, soltó el expresidente.