El cardenal francés Philippe Barbarin, enviará al Papa Francisco su renuncia en los próximos días, tras ser sentenciado a seis meses de prisión por encubrir abusos sexuales contra menores cometidos por un sacerdote de su diócesis.

“Decidí ir a ver al Santo Padre para renunciar”, aseguró el prelado de Diócesis de Lyon, al saber su condena a seis meses de prisión por no denunciar casos de pedofilia cometidos hace más de 25 años por el cura Bernard Preynat, a quien mantuvo en su puesto hasta 2015.

El Cardenal, de 88 años, adelantó que en los próximos días se reunirá con el Papa Francisco para presentar su renuncia y expresó su “compasión” por las víctimas. En abril de 2016, cuando salió a la luz el caso de pedofilia en Francia, quiso dimitir, pero el líder de la Iglesia Católica la rechazó.

Para el presidente de la Corte Correccional de Lyon, Brigitte Verney, Barbarin fue “declarado culpable de no denunciar los malos tratos de Preynat a un menor entre 2014 y 2015”,

El arzobispo de Lyon insistió en todo momento que es inocente de las acusaciones que pesan en su contra, por lo que sus abogados apelarán la condena

“La motivación del tribunal no me convence. Vamos pues a impugnar esta decisión por todas las vías judiciales útiles”, indicó el abogado Jean-Félix Luciani.

TE PUEDE INTERESAR:

LA NUNCIATURA APOSTÓLICA EN MÉXICO TIENE REGISTRADOS 152 CASOS POR PROBABLE PEDERASTIA