Esta sentencia del máximo tribunal de Estados Unidos establece que los genes humanos no pueden patentarse, ya que son un producto de la naturaleza.

Lo anterior  invalida casi tres décadas de patentes otorgadas por el gobierno de EU.

Las leyes y fenómenos naturales, así como las ideas abstractas, no son patentables, según la redacción de la decisión de la corte, a cargo del magistrado Clarence Thomas.

Este fallo afecta a compañías emergentes y lucrativas de biotecnología y medicina, e invalida la patente de los genes BRCA1 y BRCA2 de la compañía Myriad Genetics.

Estos genes están relacionados con la propensión a heredar cáncer de ovario y de mama. Recientemente atrajeron la atención pública porque Angelina Jolie porta el BRCA1, razón por la que se realizó una mastectomía doble.

En un intento fallido por defenderse, Myriad Genetics afirmó que extraían y aislaban el contenido genético, por lo que no violaban las reglas y sus patentes se  podían considerar invención humana. 

Según la corte, el ADN sintético (también llamado complementario) sí puede ser patentado porque es un invento del hombre.